Guardián de mitos

Guardián de mitos
CORTESÍA.

En sus telas, Guillermo Trujillo funde en una misma visión la fábula con los mitos, lo real con lo mágico, lo poético con lo lúdico y lo rupestre con lo moderno.

+info

Trujillo, un eterno chamánCORTESÍA.

Su obra sigue en el estudio profundo del alargamiento de la figura humana, en especial en sus enormes chamanes y nuchos estilizados.

Se trata de hombres y mujeres enormes, delgados y en eterno movimiento, que están inmersos dentro de una naturaleza colorida y ondulante, en que los árboles parecen gigantes verdes que desean atrapar un cielo luminoso, rodeados siempre de un paisaje donde todavía el manto gris de la deforestación no ha dejado su marca permanente.

Todo esto queda en evidencia en las pinturas que conforman su individual “Armonías telúricas”, que se inaugurará mañana miércoles a las 7:00 p.m., en la galería Habitante.

“La exposición está compuesta por 25 trabajos realizados en acrílico”, explica este maestro de la plástica nacional sobre esas montañas, cielos y ríos que plasma en sus labores que usted podrá ver en Habitante.

“Es el recuerdo de mi juventud en Chiriquí”, detalla Trujillo, quien nace en 1927 en la comunidad de Horconcitos, provincia de Chiriquí.

Este arquitecto, profesor universitario, pintor, grabador, ceramista, muralista, dibujante y bordador de tapices tiene otro motivo para seguir adelante en su misión de recobrar ese pasado siempre huidizo y melancólico.

Es que el escritor español Manuel R. Mora acaba de publicar el ensayo Guillermo Trujillo y su realismo poético, que presentará en noviembre venidero tanto en la ciudad de México D.F. como en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Edición Impresa