Hallan ancestral bodega de vinos

Hallan ancestral bodega de vinos
Se encontraron 40 ánforas de cerámica, cada una con capacidad para unos 49 litros, en una sola habitación. AP.

Científicos descubrieron una bodega de vino de 3 mil 700 años de antigüedad entre las ruinas de un palacio cananeo en Israel, y el análisis químico muestra que guardaba vino de primera. Muestras tomadas de los jarrones de cerámica indican que tenían una bebida lujosa que evidentemente estaba reservada para banquetes, dijeron los investigadores.

“No es un vino que alguien va a beber al final de un día duro de trabajo”, dijo Andrew Koh, de la Universidad Brandeis. Koh encontró indicios de una mezcla que pudiera haber incluido miel, menta, cedro, resinas de árbol y canela.

El descubrimiento confirma lo sofisticados que eran los vinos entonces, algo a veces insinuado solo por textos antiguos, dijo Eric Cline, de la Universidad de Washington. Él, Koh y Assaf Yasur-Landau, de la Universidad de Haifa, en Israel, hablaron con la prensa antes de presentar su trabajo en una reunión de las Escuelas Estadounidenses de Estudios Orientales. La bodega fue descubierta en ruinas en el palacio, cerca de la actual ciudad de Nahariya, en Israel.

Los científicos encontraron 40 ánforas de cerámica, cada una con capacidad para unos 49 litros (13 galones), en una sola habitación. Pudiera haber más vino almacenado en otras partes, pero la cantidad hallada hasta ahora no habría sido suficiente para abastecer a la población local, por lo que los investigadores piensan que estaba reservado para uso exclusivo del palacio.

Las ánforas son todas similares, como si hubiesen sido creadas por el mismo ceramista, dijo Yasur-Landau. Análisis químicos indican que tenían vino tinto y posiblemente vino blanco, dijo Koh. No quedaba líquido, pero se analizaron muestras residuales halladas.

Patrick McGovern, de la Universidad de Pensilvania y experto en viticultura antigua, dijo que el descubrimiento “arroja una importante nueva luz” sobre el desarrollo de la viticultura en Canaan.

Edición Impresa