Legado de Ana vuelve a Frankfurt

Se fue como refugiada y regresa con reconocimiento mundial a la ciudad alemana del Meno. Ochenta años después de su huida del nazismo, el legado de Ana Frank, la joven autora de los célebres Diarios de la persecución judía, vuelve para instalarse en el Museo Judío de Frankfurt, anunciaron ayer los organizadores.

Cientos de objetos, muebles, documentos, pinturas, libros y recuerdos de la familia hebrea, cuyo retrato literario emocionó a generaciones, retornan ahora a una ciudad convertida en pujante capital financiera, pero huérfana por la guerra del urbanismo y la historia que fueron el paisaje de los Frank hasta su emigración.

El acuerdo entre el Fondo Ana Frank, en Basilea, y el Museo Judío ha permitido esta donación permanente para un nuevo “Familie Frank Zentrum” (Centro de la Familia Frank).

Edición Impresa