Lenguaje de danza contemporánea

De todas las formas de expresión que existen, Omaris Mariñas eligió el lenguaje corporal como instrumento artístico para transmitir un mensaje.

Este año participó de una convocatoria para hacer una residencia en danza en la ciudad de México Distrito Federal (D.F.) y regresó llena de ideas para ejecutar.

En el D.F. realizó la presentación Sin ningún orden, en la que participaron cinco jóvenes mexicanos.

“No es fácil”, dice Mariñas del trabajo de puesta en escena. “Siempre tienes que tener una idea de lo que quieres plantear en escena y en un proceso de investigación de movimiento”, comenta.

De esa forma compuso la obra, que dura 45 minutos, y que trata de lo que sienten las personas cuando van en contra corriente para atravesar los problemas e ir en dirección de sus creencias.

Ahora en Panamá trabaja en dos proyectos. Uno con un grupo de artistas mexicanos con los que trabajó, y que se presentará el 17 y 18 de noviembre.

El otro será del 24 de enero al 4 de febrero de 2012 en el Casco Antiguo, y lleva como nombre “Alma performática”. Las convocatorias ya comenzaron y se extienden hasta el 12 de diciembre de este año.

La actividad es un performance con la participación de varios artistas y en la que se involucra también al público de forma activa.

Edición Impresa