Leopardos para cine argentino

La directora argentina de origen suizo (Buenos Aires, 1977) desarrolla de modo sensible en su primer largometraje la historia de tres hermanas.

Además, la actriz María Canale, quien interpreta a la mayor de las tres, se llevó el premio a la mejor interpretación femenina.

Abrir puertas y ventanas también fue distinguida con el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci).

El jurado de la sección oficial del festival estuvo presidido por el productor portugués Paulo Branco.

En tanto, el premio especial del jurado fue concedido al israelí Nadav Lapid por su cinta debut Hashoter, que gira en torno a la cotidianeidad de israelíes y palestinos. Se trató de una de las cintas de contenido político más cautivantes del certamen.

También tiene contenido político Din dragoste cu cele mai bune intentii del rumano Adrian Sitaru, que le valió quedarse con el Leopardo de Plata al mejor director.

También, el actor Bogdan Dumitrache se consagró como mejor actor.

El jurado entregó además un “Leopardo de Oro como premio especial del jurado” al poeta y director japonés Shinji Aoyama, quien en la competencia principal presentó el filme juvenil poético Tokyo Koen. Asimismo, el jurado otorgó una mención especial a la película franco-alemana Un Amour de Jeunesse. En la competencia “Cineasti del presente”, exclusiva para jóvenes cineastas, la cinta L´estate di Giacomo fue galardonada con el Leopardo de Oro. El premio especial de este jurado fue para El estudiante, de Santiago Mitre.

Edición Impresa