Llegó la TV del futuro

Llegó la TV del futuro
FOTOLIA.

Ver sus programas o películas favoritas el día que quiera, a la hora que prefiera y por el tiempo que le plazca. Y poder consumir tres películas seguidas o la temporada completa de 20 episodios de su serie, si eso le parece.

+info

La televisión vive su revolución

Además, las pausas para ir al baño o para buscar un refresco las establece el televidente, no los espacios para comerciales.

Así de revolucionaria es la propuesta de la televisión digital por medio de dispositivos como Apple TV, Roku, Google Chromecast y el Amazon Fire TV, que ofrecen un abanico de canales, la mayoría on demand (a la carta o bajo demanda) o en streaming (transmisión o lectura continua, sin descargar el archivo). Algunos son canales ya conocidos provenientes de la televisión tradicional y otros canales creados especialmente para la era digital.

Otro de los rasgos distintivos de la llamada “televisión del futuro” es la ausencia de una cuota mensual por el servicio, como ocurre con la televisión por cable.

En Estados Unidos, Canadá y algunos países europeos, la alternativa de televisión digital ha ido ganando adeptos al punto que muchos han preferido prescindir de su servicio de televisión por cable o han reducido su consumo a los planes más básicos para complementarlo con el contenido del sistema digital de su preferencia. Al movimiento se le conoce como cord cutter.

En Panamá se han empezado a emplear varios de estos dispositivos.

Juan Cruz Soares Gache y Laurentino De Vega llevan un par de años usando Apple TV y Roku, respectivamente, y la experiencia ha sido satisfactoria. Destacan que tras la inversión por el aparato y otros complementos necesarios para su funcionamiento, no hay que gastar más, salvo las cuotas que cobran algunos canales como Netflix, de apenas unos dólares si se compara con las tarifas de los servicios de televisión por cable.

También hay numerosos canales de contenido gratuito, como YouTube. Los hay de turismo, salud, cocina, deportes, música, cine, series, niños, de compras, noticias, ciencia, historia y más.

Se puede llegar a tener un puñado de canales preferidos, o mil, si se tiene mucho tiempo libre para consumirlos.

Edición Impresa