La herramienta poética de Drexler

Jorge Drexler decidió un día dejar de quejarse, según dijo ayer él mismo, y pasar a la acción. En vez de criticar los usos de las nuevas tecnologías que han hecho caer las ventas de discos, el cantante uruguayo se unió a ellas.

El resultado es n, algo difícil de explicar porque hasta ahora no se había hecho nada parecido.

n es el nuevo trabajo musical de Drexler, pero no es el nuevo disco del uruguayo afincado en España. Es una aplicación de canciones para tabletas y celulares inteligentes, tres canciones que el artista, de 48 años, escribió y produjo para ser transformadas y editadas por los usuarios en sus terminales.

“No es un proyecto tecnológico, es un proyecto de canciones en el que la tecnología es una herramienta poética, no un fin en sí mismo”, explicó en Madrid un Drexler. “Es un ejercicio de canciones que intentan buscar nuevos espacios”, dijo.

El nombre del proyecto viene del símbolo matemático para una serie de números naturales. Son tres canciones donde el azar y el oyente intervienen en el resultado final, recombinando los componentes individuales de los temas, que adquieren así n resultados posibles. La aplicación para Samsung es gratuita.

Edición Impresa