Un récord de audiencia

La telecomedia Two and a Half Men estrenó con récord de audiencia su novena temporada el lunes, la primera sin su estrella Charlie Sheen, quien fue reemplazado por Ashton Kutcher.

El primer capítulo de la nueva etapa de la serie convocó a 27.7 millones de espectadores, casi el doble que los números logrados en el arranque de la temporada anterior, 14.6 millones, y una cifra récord en la historia de Two and a Half Men.

El público pudo saber cuál fue el trágico final que los guionistas pensaron para dar salida al personaje Charlie Harper (Sheen) y sustituirlo por Walden Schmidt (Kutcher), después de que Sheen fuera despedido por sus recurrentes salidas de tono fuera de los platós.

Harper falleció atropellado por una locomotora de metro empujado por su novia, furiosa tras enterarse de que le había sido infiel.

Schmidt, un joven multimillonario que se hizo rico con negocios en internet, aparece en la casa de Harper en Malibú después de haberse intentado suicidar adentrándose en el mar.

Edición Impresa