Un robot astronauta

Un robot astronauta
AP.

Kirobo, un robot de carcasa blanca y negra y botas rojas que habla y le llega a un humano a la altura de la rodilla, ha despegado desde Japón a la Estación Espacial Internacional (EEI), donde analizará cómo las máquinas pueden ayudar a los astronautas a hacer su trabajo.

El robot que habla japonés, incorpora tecnología de reconocimiento facial y de voz entró en una nave de carga sin tripular junto a toneladas de suministros y equipos para la tripulación de la base de investigación espacial.

La nave de carga, lanzada desde el Centro Espacial Tanegashima, suroeste de Japón, llegará el viernes a la EEI, según la web de la Agencia de Exploración Aeroespacial japonesa.

En una demostración, Kirobo dijo que “esperaba crear un futuro donde los humanos y los robots puedan vivir juntos y llevarse bien”.

Cuando emprenda las primeras conversaciones entre robots y humanos en el espacio, el principal socio de conversación de Kirobo será el astronauta japonés Koichi Wakata, que se prevé que despegue hacia la EEI junto a otros seis tripulantes en noviembre.

Wakata debe asumir el mando del complejo, un proyecto de 100 millones de dólares llevado a cabo por 15 naciones, el próximo marzo.

Kirobo - desarrollado por la Universidad de Tokio, Toyota Motor y Dentsu - estará en el espacio hasta finales de 2014. Con sus 34 centímetros y su kilo de peso, Kirobo está diseñado para navegar en gravedad cero y recibe su nombre de “kibo”, la palabra japonesa para “esperanza”, y “robot”.

Edición Impresa