Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

PSICOLOGÍA.

Cultivar buenos hábitos para un futuro sano

Los padres deben velar porque sus hijos duerman suficiente, se alimenten sanamente, que se ejerciten, interactúen con otros y disfruten las actividades que realizan.

Temas:

Cultivar buenos hábitos para un futuro sano Cultivar buenos hábitos para un futuro sano
Cultivar buenos hábitos para un futuro sano

Tamara Del Moral • tdelmoral@prensa.com

Síntomas como cansancio crónico, migraña, dolores musculares, gastritis, desórdenes alimenticios y otros en la edad adulta pueden tener un origen en los malos hábitos de sueño y alimentación adquiridos durante la infancia y en un desarrollo sensorial y emocional inadecuados. A largo plazo, los malos hábitos tienen un impacto en la salud física y mental de los menores y en la vida adulta.

La psicóloga clínica y terapeuta Ana Elisa Villalaz explica que la salud es más que la ausencia de enfermedad; es un proceso creativo donde somos participantes activos, y en la medida en que nos empoderamos de nuestra salud, podemos hacer los cambios necesarios para evitar enfermedades y aprender estrategias para manejar mejor el estrés y las situaciones cotidianas.

En una feria de salud en la Ciudad del Saber, mencionó que a veces los padres acuden a consulta porque sus hijos presentan problemas de conducta y de socialización, hiperactividad, ansiedad, etc., y en algunos casos se debe a los malos hábitos que, sin querer, a veces los mismos padres fomentan. Los padres deben categorizar sus tareas o actividades. Reorganizar el tiempo del niño para garantizar que duerma suficiente, coma bien, juegue y haga sus tareas y actividades extracurriculares.

Es fundamental cuidar el sueño porque influye en el desarrollo cerebral. A distintas edades los niños requieren dormir cierta cantidad de horas, y en la medida que tengan una buena higiene de sueño desde pequeños, podrán desenvolverse como personas más tranquilas y con más autocontrol.

En la etapa escolar hay niños con apatía o hiperactividad. A veces se debe a la falta de sueño o a que están recargados de actividades. Algunos pequeños se duermen temprano y se levantan más tarde a ver TV sin que los padres se enteren. En la mañana les cuesta levantarse para ir a la escuela. Esto afecta su rendimiento y comportamiento.

Cuidar la alimentación y hacer ejercicio también son hábitos que se deben cultivar en los hogares. Hay niños de cinco años que no quieren tomar agua y solo les gusta comer nuggets y papitas, y tomar jugos o sodas, señala la psicóloga. Algunos padres se quejan de que a sus hijos nos les gusta comer frutas o vegetales, pero es que a ellos mismos tampoco les gustan y los niños aprenden de su ejemplo. La psicóloga insiste en la creatividad. Hay que servirles la comida de una manera diferente y más atractiva.

Añade que “las pantallas no son una nana, los niños necesitan moverse para mejorar su coordinación general”.

No obstante, el exceso de actividades, cursos, deportes, etc. tampoco es positivo. A veces hay padres que inscriben a sus hijos en muchos cursos, ya sea porque no tienen con quién dejarlos, porque ellos no pudieron hacer esas actividades que les gustaban de niños, o porque les da miedo que sus hijos no tengan herramientas para un mejor futuro y quieren prepararlos en todo. Es importante considerar la bioindividualidad, dice la psicóloga. Cada niño es distinto.

La integración sensorial es otro aspecto clave en el desarrollo. Por ejemplo, algunos pequeños no tocan la tierra o la arena porque les da asco. Tampoco comen ciertos alimentos porque su textura o consistencia semeja algo que no les gusta sentir.

En cuanto al desarrollo emocional, la psicóloga destaca que algunos menores pueden ser agresivos, impacientes, le contestan al maestro, etc. Pero un niño debe aprender a seguir instrucciones, a no hacer las cosas solo porque lo obligan o amenazan. No se recomienda gritarle ni regañarlo constantemente. Hay que enseñarle a pensar, explicarle las razones, que vaya haciendo preguntas más abstractas o elaboradas. Debe explotar sus capacidades. La música, el arte, el conocimiento de su propio cuerpo y sobre la interacción social, son elementos importantes para el desarrollo emocional.

Los padres deben fomentar buenos hábitos en sus hijos, informarse, leer todo lo que puedan sobre las distintas etapas del desarrollo, y consultar sus dudas con el pediatra u otro profesional si lo consideran necesario.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código