El abuso de las palabras

Temas:

El abuso de las palabras El abuso de las palabras
El abuso de las palabras

Dos palabras de las que se abusa con una perennidad soez: izquierda y derecha. Hablar de política y entrar en la charla o en la conversación académica. Hay quien dice, abusando también de las palabras, que ya no hay distinción entre izquierdas y derechas (o “vicervesa”, como acuñó Bryce Echenique en mejores tiempos que estos).

Yo creo que sí, aunque las izquierdas hayan asumido elementos ideológicos sustanciales de la derecha y la derecha haya hecho lo mismo con la izquierda. En cuanto a los políticos, los de derechas se arropan en una historia que no es solo de ellos, y los de izquierdas se asimilan una autoridad moral histórica que, muchas veces, causa sonrojo al ser más objetivo.

Mario Trejo, que fue un muy buen poeta, un gran tipo y un hombre lleno de humor y sentido común, escribió un libro de poemas esencial para entendernos en el tiempo contemporáneo, con una cierta solidez intelectual, claro: El uso de la palabra.

No sé, no recuerdo bien, si en ese libro o en otro de los muchos buenos que nos legó, el poeta Trejo, que vivió en Cuba durante los primeros años de la Revolución convencido de que aquella vez sí era de verdad, nos advierte, en su sabiduría, de este abuso de las palabras: “De dos cosas”, escribe el poeta, “ha de librarse el hombre nuevo: de la derecha cuando es diestra y de la izquierda cuando el siniestra”. Ahí está la vaina.

Todo el mundo se sentirá, si tiene conciencia, un poco señalado por Trejo, entre otros versos y cosas, porque a esa advertencia moral y política puede sin esfuerzo dársele la vuelta: “De dos cosas ha de librarse el hombre nuevo: de la izquierda cuando es diestra y de la derecha cuando es siniestra”.

¿Qué dice la izquierda tradicional de la derecha? Que es siniestra, pues. Y la derecha tradicional, además de tildar a la izquierda de siniestra también dirá que, en el fondo, es diestra.

Sin duda, conozco a comunistas que toda la vida han sido de derechas y que incluso, en el abuso de su cinismo verbal, dicen que la única manera de ser buen comunista es ser de derechas y rico.

Bueno, que me lo piquen menudo que lo quiero para la cachimba. Eso sí: los conozco. En América Latina sobre todo. Ricos hasta caerse de dinero dicen ser comunistas de toda la vida. ¡Y los comunistas de toda la vida los llaman camaradas! Las izquierdas no se cansan de decir que las derechas están en política para abusar del ciudadano y que no hay cosa de menos interés y más tonta que un obrero de derechas.

Todo cuando digo está, a diario, en boca de los políticos que abusan de la palabra como si fueran personajes excesivos de Lewis Carroll que se pasan la vida declarándose los dueños de la palabra.

Ortega y Gasset, que escribió muchas palabras y nunca abusó de su contenido ni de su forma, nos enseñó que una es la moral del político y otra es la del ciudadano. Ortega decía, en este caso, lo que era y no lo que debía de ser. Porque lo que debe de ser es que la moral en política sea sustancial a cada discurso y a cada hecho del político, sea el político de la tribu que sea.

A veces, es verdad, la izquierda es siniestra. Trejo lo trajo a la advertencia moral escrita después de sufrir y ser testigo de las mentiras morales y reales de la Revolución cubana a la que quisimos tanto, sin darnos cuenta de que la inmoralidad jerárquica se cumplía a cada momento por el bien del triunfo de la causa.

Hoy día, como siempre, se ven gentes que siguen adorando al Che Guevara, miles en las redes sociales, y no quieren saber que su querido comandante era dos cosas que lo impelían al crimen: enfermo asmático y de la cabeza, uno, y un asesino sin paliativos, dos. Muchos de sus adoradores gritan por la vida eterna del Che, pero ninguno de ellos -todos en verdad de derechas- son capaces de dar a sus hijos una educación guevarista y “revolucionaria”.

No, los envían al Instituto Británico o al Francés para que mañana, partidarios del Che Guevara, sigan con la misma fantasmada en los despachos de grandes bancos industriales.

¡Ah, las palabras, en boca de la izquierda siniestra y de la derecha diestra! Cambian de sentido en cada momento, se multiplican en embustes que el populacho traga sin mayor esfuerzo en las elecciones.

Todavía recuerdo la que se armó en el mundo de la izquierda y las risas de la derecha siniestra cuando Nicanor Parra dejó escrito en pocas palabras su sentido del sarcasmo y del uso exagerado de las mismas palabras por parte de los políticos de uno u otro espectro. “La izquierda y la derecha unidas, jamás serán vencidas”, escribió Parra con humor. Casi lo matan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código