El mito del ‘Blue Monday’

Temas:

El mito del ‘Blue Monday’ El mito del ‘Blue Monday’
El mito del ‘Blue Monday’

Un día no puede ser más gris que otro en términos emocionales. No hay evidencia científica que sustente el Blue Monday, explica la psicóloga social Anilena Mejía, investigadora asociada a la Unidad de Neurociencias del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat).

“Se han hecho varios estudios longitudinales (en donde se sigue a muchas personas por un largo período de tiempo) para ver qué día de la semana y del año reportan más emociones como la tristeza, y si hay factores ambientales y sociodemográficos (e interacción entre estos factores) que pueden predecir la tristeza”.

Para explicarlo mejor, Mejía hace referencia al estudio “Day-of-week mood patterns in the United States: On the existence of ‘Blue Monday’, ‘Thank God it’s Friday’ and weekend effects”, publicado en el Journal of Positive Psychology, en que participaron 340 mil personas, que demostró que no hay asociación entre un día de la semana o un día del año y emociones como la tristeza.

En el hemisferio norte, sin embargo, sí existe un trastorno llamado trastorno afectivo estacional, caracterizado por la tristeza, la desmotivación y la poca energía debido a la falta de luz en la época de invierno, recalca la especialista.

Algunas investigaciones científicas que buscan medir el estado de ánimo se realizan haciendo llamadas telefónicas a una muestra grande, varias veces a la semana o varias veces al mes, para ver qué días y bajo qué circunstancias las personas reportan más emociones negativas, afirma Mejía.

Otros estudios utilizan datos secundarios de salud para ver en qué meses del año las personas se dirigen más frecuentemente al doctor reportando tristeza o depresión.

La psicóloga añade que otra técnica muy sofisticada y nueva es el muestreo experiencial, que “consiste en darle a cada participante del estudio un aparato que les avisa, varias veces al día, que deben responder desde su celular algunas preguntas simples sobre su estado de ánimo”.

El aparato también puede utilizar un GPS para avisarle al participante que introduzca su estado de ánimo, por ejemplo, cuando entra a algún lugar en particular, explica la psicóloga.

“De esta manera, los investigadores reciben datos móviles de muchos participantes varias veces al día, al mes y al año, para ver tendencias en sus estados de ánimo. Antes se usaba papel y lápiz, y había que ir a las casas, algo que hacía que estos estudios fuesen imposibles si se requerían muestras grandes y muchas mediciones a lo largo del día”.

ESTIGMA

Por otro lado, el fenómeno del Blue Monday o “lunes triste” ha fomentado también que la depresión se estigmatice.

Históricamente se han entendido las emociones y los problemas de salud mental como “problemas solamente del alma y de la mente”, plantea Mejía.

No es hasta hace pocas décadas que, con los avances en las neurociencias, se ha comprendido que la mente y el cuerpo están interrelacionados, y que el cuerpo juega un papel importante en los diagnósticos psicológicos y psiquiátricos.

“Creo que muchas personas y profesionales de la salud aún piensan que los diagnósticos psiquiátricos y psicológicos son algo que el paciente puede controlar y, que si no lo controla, sugiere ‘debilidad’. Sin embargo, así mismo como es difícil controlar enfermedades físicas como la diabetes y los problemas cardiovasculares, es también muy difícil controlar síntomas de depresión, psicosis o ansiedad”.

De acuerdo con la psicóloga, la gente tiene mucha más empatía y conocimiento sobre cómo ayudar al paciente en el caso de la diabetes, por ejemplo, pero muy poca empatía con una persona deprimida que no puede levantarse de la cama un día.

“El apoyo comunitario, la prevención y un tratamiento ‘basado en la evidencia científica’ es entonces clave. En nuestro país, las personas que sufren de trastornos psiquiátricos están aisladas, frecuentemente mal diagnosticadas o mal tratadas, y muchas veces no se atreven a buscar ayuda por la falta de empatía y el estigma social. Falta mucha inversión en este tema y concienciación”, agrega.

DEPRESIÓN

Tristeza no es lo mismo que depresión. El psicólogo Rodolfo Justine aclara que la tristeza es una emoción, y como tal, surge y desaparece en una proporción o tasa que depende del estilo de pensamiento de esa persona.

En cambio, la depresión o trastorno afectivo monopolar depresivo es “un trastorno, o sea un complejo estado de salud que la mayor parte del tiempo no desaparece porque sí, explica.

“Como toda dolencia, afección o condición de salud, requiere un diagnóstico y tratamiento por parte de un especialista de la salud mental. Tristeza no es sinónimo de depresión. Muchas personas que viven en depresión no saben que padecen el trastorno”.

En este sentido, la psicóloga Xóchitl Mckay agrega que la tristeza es una emoción o estado de ánimo que es natural en el duelo, por ejemplo. “Si la tristeza se prolonga más de 15 días y se le suman los otros síntomas de los trastornos depresivos, se convierte en una patología o enfermedad”.

En cambio, la depresión es un trastorno de los estados de ánimo que se manifiesta con una serie de síntomas y expresiones de dolor y bajo estado de ánimo. Para que sea catalogado como depresión, señala que el individuo debe tener al menos cinco síntomas que contemple el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.

Entre ellos están la pérdida o aumento de peso sin régimen alimenticio; estado de ánimo depresivo la mayor parte del día; insomnio o hipersomnia; disminución acentuada para sentir interés o placer; sentimiento de inutilidad la mayor parte del tiempo; disminución de concentración; pensamientos de muerte para aliviar el dolor; agitación o enlentecimiento psicomotor; y fatiga o pérdida de energía.

¡MENTE POSITIVA!

Mientras algunas iniciativas alrededor del mundo aprovechan la fecha del Blue Monday para incitar a la población a hacer de este lunes un día positivo y alegre, los psicólogos consultados también brindan recomendaciones para vivir una vida feliz.

Si se siente triste o padece depresión, Mckay aconseja pedir ayuda o permitir que lo ayuden, y buscar tratamiento idóneo por medio de psiquiatras y psicólogos. También recomienda encontrar grupos de autoayuda o terapias grupales. En Panamá, por ejemplo, existe la Red para la Prevención de la Depresión, menciona.

Por su parte, para cultivar una buena salud mental Justine invita a leer un libro, cuidar una mascota, salir con personas que le aprecien, además de ir a consulta con un psicólogo o con su médico de cabecera.

Hay estudios —vinculados a un campo de investigación denominado psicología positiva— que han demostrado que las personas que sienten mayor gratitud y felicidad, por ejemplo, viven más tiempo y tienen menos problemas de salud, recalca Mejía.

“Las intervenciones de psicología positiva recomiendan la meditación o ejercicios fáciles como escribir cada mañana en una libreta tres cosas por las que uno se siente agradecido. Algunas evaluaciones demuestran que este tipo de ejercicios mejoran el bienestar general”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código