S

Temas:

S S
S

Hay parejas que deciden unir sus vidas para siempre, mientras que otras toman la decisión de ponerle punto final a su relación.

En el caso de Panamá, las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República reflejan que en 2014 un total de 12 mil 869 parejas contrajo matrimonio, mientras de 4 mil 336 se divorciaron.

En otras palabras, ese año 35 parejas se casaron por día, mientras que cada 24 horas 12 disolvían su relación por la vía legal.

En el istmo, en 2014, la causal de divorcio más representativa de esa muestra fue “el mutuo consentimiento de los cónyuges” (63.3%), seguida de “la separación de hecho por más de dos años” (25.7%) y “el abandono absoluto por parte del marido de sus deberes de esposo o de padre y de la madre de sus deberes de esposa o de madre” (2.6%).

La psicoterapia de pareja pudo haber sido un antídoto para frenar la ruptura en algunos casos y mejorar su relación de pareja, si ambos cónyuges hubiesen tenido esa voluntad.

Pero, ¿cuándo los cónyuges deben buscar terapia psicológica?

Para dar este paso, el psicólogo Rodolfo Justine explica que lo primero es tener claro que todavía exista una “pareja”.

“¿Qué hace a una pareja? ¿Lo hace que cohabiten? ¿Lo hace que se quieren? ¿Lo hace que estén casados? Lo principal es saber si existe la noción ‘pareja’ entre las personas que consultan, y como cualquier situación terapéutica, debe haber “algo por resolver”, señala el especialista.

Añade que hay parejas que logran solucionar sus conflictos exitosamente sin la necesidad de ir a terapia, pero el hecho es que “son más las que necesitan la intervención de un terapeuta idóneo de pareja”.

MECÁNICA DE LA TERAPIA

El primer paso de la terapia de pareja es que los cónyuges estén de acuerdo con que necesitan ayuda, plantea Justine.

Una vez en la psicoterapia, no se debe esperar a que el psicólogo les diga la solución a su problema.

En este sentido, la psicóloga Mónica Valencia De Castro explica que el psicólogo no debe tomar lados, debe intentar analizar la dinámica patológica en que la pareja ha caído. “Esta situación es generalmente creada por ambos miembros. Es decir, determinadas situaciones pueden ser actuadas por uno de los cónyuges, pero en realidad ambos son protagonistas de esta conducta. Desde luego, en una terapia de pareja es importante aclarar los aspectos más problemáticos para cada uno de sus miembros, para así poder tratarlos. Las personas entran en una relación con lo que llamo un carry on, una maleta de problemas relacionados con su crianza y con otras experiencias impactantes”.

Además, la terapia no tiene que ver con quién tiene la verdad o quién tiene la culpa, recalca Justine, sino que tiene que guardar relación con “cómo sanan y cómo entran en bienestar”.

De esta manera, añade, el terapeuta ayudará a identificar situaciones o dinámicas problemáticas e identificarááreas que funcionan bien.

Adicional, un buen terapeuta debe poderlos ayudar a evaluar también cómo es su vida sexual y si necesitan ayuda con ese punto, agrega.

MOTIVOS FRECUENTES

Pueden ser varios los detonantes por los que se acude a terapia de pareja.

Tomando en cuenta su práctica profesional, Valencia De Castro indica que la falla más frecuente que atiende es la falta de comunicación.

“Esto hace que los cónyuges no se puedan poner en los zapatos del otro, y por ende, ambos se sienten mal entendidos. Esto genera un abismo entre ellos, que puede resultar en peleas a diario, frustración y desinterés. Los cónyuges sienten que hay temas que no se pueden conversar o manejar sin que generen más peleas, y se pierde la esperanza de que el diálogo traiga la posibilidad de una resolución del conflicto”.

Otras situaciones, como la infidelidad, el desacuerdo sobre la crianza de los hijos, la violencia física, la falta de acople de la pareja cuando pasa del noviazgo al matrimonio (o a la vida en que cohabita), son frecuentes en la terapia de pareja, enumera Justine.

ERRORES COMUNES

Al amar es natural que la pareja cometa equivocaciones.

Querer que el otro sea alguien que no es, es uno de los errores más comunes que suceden en una relación sentimental, afirma Valencia De Castro.

De igual manera, depositar en la pareja la posibilidad de alcanzar la felicidad es otra falla que observa repetitivamente.

Que los cónyuges mantengan una mala comunicación hace que esta se convierta en “un terreno fértil para la incriminación, los reclamos y la devaluación”, indica la psicóloga.

Así mismo, suponer lo que el otro piensa y subestimar que todos pueden ser violentos son otras faltas que suelen cometer los miembros de la pareja, agrega su colega Justine.

¿QUÉ SE APRENDE CON LA TERAPIA?

La psicoterapia ayuda a los cónyuges a mejorar su relación.

Con ella se aprende a ser mejor pareja, afirma el psicólogo. “Se aprende a dejar de generar los conflictos que los trajeron a terapia, se aprende a sostener el amor y la construcción del afecto, y se aprenden habilidades que requieran de acuerdo con lo que consultaron, habilidades como control de la ira, no gritar, manejo de la ansiedad, saber postergar, saber vivir con un presupuesto, priorizar la pareja, etc.”.

A través de las sesiones se adquiere también un mayor conocimiento sobre su pareja y sobre las dinámicas propias de la relación, plantea Valencia De Castro.

“Esta falta de conocimiento de sí mismo y del otro genera una dificultad de entendimiento y reconocimiento de las faltas, carencias y fortalezas de cada uno. Lo ideal es que ambos se adueñen de sus problemas en vez de atribuírselos al otro”, resalta.

PARA ‘ABONAR’ EL AMOR

Para resolver de forma saludable los conflictos de pareja, la especialista aconseja aprender a comunicarse más efectivamente con el otro, buscando un entendimiento de la situación y no una disputa sobre quién está en lo correcto.

“Para ello, frases como ‘Cuando tú [por ejemplo] me gritas / me ignoras / me criticas, yo me siento (...) de tal o cual manera’. Este tipo de comunicación no pone al otro a la defensiva, sino que lo hace intentar entender el sentimiento del cónyuge. Por otro lado, debemos expresar lo que nos sucede, evitando suponer que el otro lo sabe”, recomienda Valencia De Castro.

Para que la relación se fortalezca, Justine sugiere pasar más tiempo juntos. “Atrévanse a sintonizarse el uno con el otro y a redescubrir qué sienten. Tantas cosas hoy confabulan para alejar a la pareja que detalles tan sencillos como decirle al otro: ‘¿cómo te fue hoy?’, ‘te extrañé’ se pueden volver rarezas”.

Por ello, el terapeuta recomienda aprovechar el día como un símbolo, algo que los ayude a fortalecerse. “Una linda forma de hacerlo es intercambiarse frases como ‘¿qué representa tu pareja para ti?’, ‘¿qué siente por este hombre?’, ‘¿qué siente por esta mujer?”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código