JUICIO en china

Bo Xilai declara que se le obligó a confesar

El otrora poderoso funcionario es acusado de aceptar sobornos y hasta de encubrir un asesinato cometido por su esposa.
Fotografía divulgada por el tribunal en la que se observa al político en medio del juicio. AP. Fotografía divulgada por el tribunal en la que se observa al político en medio del juicio. AP.
Fotografía divulgada por el tribunal en la que se observa al político en medio del juicio. AP.

El político chino caído en desgracia Bo Xilai negó ayer jueves haber aceptado sobornos de empresarios por 3.5 millones de dólares y contrapunteó a uno de ellos con la precisión de un abogado, como parte de una defensa inesperadamente vehemente en un juicio que busca dejar atrás el mayor escándalo en China en décadas.

La defensa hacía un último esfuerzo por la exestrella de la política por reparar la reputación que cultivó tan cuidadosamente de ser un hombre del pueblo.

Los fiscales terminaron meses de suspenso sobre los detalles de sus cargos y presentaron una letanía de acusaciones que incluyeron una villa en Francia, un proyecto de globo de aire caliente y un club de fútbol, señalamientos que dan una idea de lo colorida que puede ser la corrupción en China.

Las declaraciones de Bo desplegaron el agudo sentido mediático del político sobre cómo quedar bien parado en situaciones difíciles. Agradeció al juez por dejarlo hablar, afirmó que fue presionado para confesar y se mostró arrepentido de forma selectiva.

“No soy un hombre perfecto y no tengo mucha fuerza de voluntad, así que estoy dispuesto a asumir la responsabilidad de ello”, dijo Bo. “Sin embargo, en cuanto a los hechos básicos acerca de si soy culpable o inocente, debo decir mi versión”.

El carismático Bo, que alguna vez fue el poderoso jefe del Partido Comunista en la megaciudad de Chongqing, cayó en desgracia a principios de 2012 tras revelaciones de que su esposa mató a un hombre de negocios británico, asesinato que supuestamente intentó encubrir. Ayer fue la primera vez que fue visto en público en 18 meses desde poco después de que surgiera el escándalo.

El resultado esperado del juicio es que sea condenado.

Los fiscales dijeron que Bo utilizó a su esposa, Gu Kailai, y a su hijo, Bo Guagua, como intermediarios para aceptar 3.5 millones de dólares en la ciudad nororiental de Dalian, donde Bo Xilai alguna vez ocupó puestos clave. También alegaron que Bo ordenó a un subordinado callarse sobre un pago de 800 mil dólares a la ciudad, y que Bo desvió el dinero hacia sus fondos personales con la ayuda de su esposa, de acuerdo a las actualizaciones publicadas en el microblog Sina Weibo por el Tribunal Popular Intermedio de Jinan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código