Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

EL mexicano JOSEF FRITZL NIEGA LOCURA

Descubren caso de cautiverio y abusos

Clara trabajaba y le daba todo el dinero a Iniestra, quien la obligaba a comer desperdicios, al igual que a sus hijas y a los niños.

Un hombre que mantuvo por siete años en cautiverio a una mujer y sus dos hijas, con las que sostenía relaciones sexuales y procreó cinco hijos, negó insania, pero admitió que “cínico sería la palabra más precisa” para definirlo.

Jorge Iniestra, de 39 años, enamoró en 2004 a una mujer llamada Clara Tapia, de 44 años, quien se llevó a vivir con él a sus tres hijos adolescentes, dos mujeres de quienes abusó, de 14 y 15 años, y un joven de 13 a quien obligaba a trabajar en la recolección de cartón en un basural. Este último era castigado severamente con un cinturón en la espalda cuando no llevaba dinero suficiente y lo ataba desnudo en un charco de agua en la azotea donde pasaba toda la noche, reveló el procurador de Justicia de la capital, Miguel Ángel Mancera.

El caso ocurrió en un barrio pobre de Iztapalapa, un poblado y peligroso suburbio “dormitorio” al oriente de la capital mexicana.

El arresto sacó a la luz un episodio similar al del austriaco Josef Fritzl, detenido en enero de 2008 y acusado de tener a su hija en cautiverio por 24 años en el sótano de su casa, de quien abusó sexualmente y con quien tuvo seis hijos.

El episodio de “esclavitud” que provocó conmoción en la sociedad mexicana ocurrió casi frente a los ojos de muchas personas, quienes sin embargo no lo imaginaban, pues el hombre era un conserje que vivía en una modesta casa dentro de una escuela elemental pública.

Las atrocidades cometidas por Iniestra no se redujeron a someter a su pareja y a sus hijastros, sino que a una de éstas últimas, Rebeca Balleza, la asesinó a golpes y a su bebé de 3 meses le provocó asfixia al prenderlo del pecho de su madre para ser amamantado.

Durante un mes mantuvo ocultos los cadáveres a los cuales arrojaba cal y creolina, para disimular el hedor, hasta que arrojó los restos a un barranco en la salida al estado vecino de Puebla.

A las hijas les prohibió salir de un minúsculo cuarto maloliente y sucio bajo el argumento de que eran “unas locas”.

Para justificar sus actos, le decía a su pareja Clara que “así vivía la gente de clase media, que esas personas tenían derecho a tener las mujeres que quisieran”, según relató la mujer.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código