Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

25 AÑOS DE LA CAÍDA DE LA DICTADURA DE ALFREDO STROESSNER

´Partido Colorado debe pedir disculpas´

La Comisión de la Verdad comprobó que hubo 425 ejecutados/desaparecidos y unos 20 mil presos cuya mayoría fue torturada.
Martín Almada (Izq.) muestra una antigua celda en el Museo de la Memoria, y Rogelio Goiburú durante una exhumación en un cuartel de Asunción. EFE/Andrés Cristaldo. Martín Almada (Izq.) muestra una antigua celda en el Museo de la Memoria, y Rogelio Goiburú durante una exhumación en un cuartel de Asunción. EFE/Andrés Cristaldo.
Martín Almada (Izq.) muestra una antigua celda en el Museo de la Memoria, y Rogelio Goiburú durante una exhumación en un cuartel de Asunción. EFE/Andrés Cristaldo.

El activista Martín Almada, quien fue torturado durante el gobierno de Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989), instó ayer al Partido Colorado a pedir perdón por su participación en ese régimen y a retirar el título de presidente honorario al dictador.

Almada, descubridor en 1992 de los llamados Archivos del Terror, documentos oficiales que revelan los abusos del régimen de Stroessner, hizo su petición en vísperas de la conmemoración de los 25 años de la caída del dictador, que tendrá lugar el mañana lunes.

En una carta dirigida a Lilian Samaniego, presidenta del partido, aseveró que esa agrupación “tiene que pedir perdón al pueblo paraguayo por sus crímenes y robos para caminar hacia el nuevo rumbo prometido durante la campaña presidencial”.

Los colorados ganaron las elecciones de 2013, con Horacio Cartes como candidato presidencial. El Partido fue uno de los pilares del régimen de Stroessner, que benefició a sus partidarios con puesto de poder y la asignación irregular de enormes extensiones de tierra.

Almada pidió a Samaniego que se revoque el cargo de “presidente honorario” a Stroessner y la vicepresidencia a Sabino Augusto Montanaro, que fue su ministro del Interior. Montanaro estuvo asilado en Honduras y fue puesto en arresto domiciliario a su regreso en Paraguay, donde tenía procesos por torturas, apresamientos ilegales y desaparición forzada, pero murió en 2011 antes que concluyeran. Stroessner murió en 2006 en Brasil, a donde fue en 1989 tras el golpe que lo depuso.

Almada fue detenido por “terrorista” por un estudio que escribió sobre educación y su mujer murió de un ataque al corazón tras escuchar por teléfono cómo lo torturaban y recibir su ropa ensangrentada.

Almada está afiliado al Partido Colorado “en la línea del Movimiento Popular Colorado (Mopoco)”, que fue la principal fuerza opositora a Stroessner.

EL LEGADO DE AGUSTÍN

Rogelio Goiburú recuerda encontrar con su padre Agustín los cuerpos mutilados de paraguayos en el río Paraná durante el régimen de Alfredo Stroessner, sin saber que décadas después buscaría con una mezcla de esperanza y angustia sus propios restos.

Mañana se cumplirán 25 años de la caída de Stroessner, en un golpe de estado que puso fin a casi 35 años de dictadura, la más larga de la historia de América Latina.

El secuestro, tortura y desaparición de Goiburú, que se convirtió en uno de los principales opositores, es uno de miles de crímenes sin respuesta en un país que pese a no tener leyes de amnistía ha condenado a solo un puñado de torturadores.

Rogelio quiere esas respuestas y el dolor que emerge de cada tumba clandestina que abre sea una especie de vacuna social. “Es nuestra obligación identificarlos, reescribir la historia de estos compatriotas porque la sociedad paraguaya vive en una profunda ignorancia sobre estos hechos”, indicó.

Rogelio ha desenterrado 27 cuerpos, que aún no tienen nombre por falta de fondos para los estudios de ADN. Son las únicas exhumaciones realizadas hasta la fecha en Paraguay para descubrir el destino final de los 425 ejecutados o desaparecidos, de entre casi 20 mil presos políticos.

“Fue una metodología represiva, cuidadosamente planificada y financiada para paralizar no solo al luchador y a su familia, sino a toda la sociedad”, afirmó Rogelio.

Su padre fue uno de los pocos luchadores, como uno líder del Mopoco. Se escapó tres veces de las garras de la maquinaria represora, y participó en un complot fallido para asesinar al dictador. La última vez que estuvo en prisión lo interrogó el propio Stroessner, según contó a Rogelio un general.

El pasado marzo creyó haber dado con su padre en el patio trasero de la sede de la Agrupación Especializada de la Policía en Asunción, a la sombra de un espinillo. Resultó no ser su cuerpo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código