RUSIA EVACUA ESTACIÓN EN EL ÁRTICO

Rescate contrarreloj

Desde octubre de 2012, la SP-40 investiga los cambios que se producen en la zona polar ártica a raíz del cambio climático.

Una carrera contra el tiempo en pleno océano Polar Ártico: Rusia tendrá que realizar una frenética evacuación de la estación de investigación SP-40 tras una ruptura en una base de hielo.

“La grieta crece drásticamente”, contó el director de la expedición Vladimir Sokolov. Uno de los rompehielos más potentes del mundo, el Jamal, con capacidad nuclear, saldrá en breve del puerto de Murmansk para desalojar el campamento que alberga a 16 investigadores. Para llegar a la estación ártica en el mar de Beaufort, el barco de 75 mil caballos de fuerza necesitará 10 días y se calcula que la evacuación completa podría durar tres semanas.

“Nos estamos acercando a una auténtica situación de emergencia”, dijo Sokolov a la agencia estatal de noticias Ria Novosti.

La ruptura del témpano de entre dos a cuatro metros de grosor no solo ha puesto en peligro a los científicos y puede terminar en la pérdida completa de las instalaciones de investigación. Además, aceite lubricante y basura de la estación amenazan con contaminar terrenos vírgenes junto a Canadá.

“Esperamos que el Kremlin tenga claro lo arriesgado de una maniobra como esta”, dijo Vladimir Chuprov, de la organización medioambiental Greenpeace en Moscú.

Ya en una ocasión, en 2010, Rusia tuvo que evacuar una instalación de investigación ante la amenaza de ruptura de una base de hielo.

Desde octubre de 2012, la SP-40 investiga los cambios que se producen en la zona polar ártica a raíz del cambio climático. También en la Antártida, en el lado opuesto del planeta, Rusia es enormemente activa: en un paso histórico, investigadores rusos perforaron el año pasado casi cuatro kilómetros de hielo para descubrir el lago Wostok, de millones de años de antigüedad.

Los críticos advierten de la destrucción de un ecosistema prácticamente virgen, mientras científicos de todo el mundo tienen la esperanza puesta en estos proyectos para avanzar en el conocimiento del cambio climático. Pero el interés de Rusia en el hielo y la nieve ártica y antártica es todo menos desinteresado: están en juego millones de euros por las gigantes reservas de petróleo y gas en los polos.

En una acción espectacular en 2007, Rusia clavó en el suelo marino bajo una capa de hielo a 4 mil 261 metros de profundidad en el Polo Norte su bandera tricolor hecha de titanio inoxidable.

Al igual que hiciera Estados Unidos con la Luna en 1969, los rusos pusieron también su bandera en un acto que aunque carezca de consecuencias legales, supone una forma simbólica de hacer valer sus aspiraciones sobre el terreno.

“El Ártico nos pertenece”, destacó el encargado del Kremlin para esa región, Artur Chilingarov. Y Rusia quiere reclamar pronto ante la ONU lo que considera su derecho a la plataforma continental de Lomonossov, en el suelo marino y rica en materias primas.

Al mismo tiempo, otros países polares como Canadá, Noruega o Estados Unidos han puesto también el ojo en el lecho ártico. Y es que tanto el cambio climático, que provoca un deshielo, como otras técnicas modernas, hacen cada vez más realista la explotación de las materias primas hasta ahora prácticamente inaccesibles.

Pero no se trata solo de recursos. Rusia espera también que el cambio climático permita mejores posibilidades de navegación. Y es que un pasaje ártico libre de hielo permitiría acortar la ruta marina entre Europa y Asia a unos 14 mil kilómetros, cuando actualmente los barcos que hacen ese recorrido a través del canal de Suez recorren unos 21 mil. “A los políticos les gusta decir que la fusión del hielo abre nuevas posibilidades a las rutas de navegación y la explotación de los recursos naturales”, señala el experto de Grenpeace Chuprov. Pero el cambio climático no trae ventajas para la economía. “¿Hay que sacrificar realmente los últimos paisajes vírgenes solo por obtener más beneficios?”.

El grave peligro que corre la SP-40 es una gran advertencia, asegura.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código