Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

EDICIÓN ESPECIAL

CHIRIQUÍ: Ngäbes reclaman la promesa

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QPfF0J.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QPfF0J.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QPfF0J.jpg

Los indígenas Ngäbe Buglé lograron un acuerdo hace un año con los representantes del Gobierno, que les prometieron no aprobar proyectos de explotación minera dentro de la comarca.

El mayor temor de los ngäbes se ha revivido ante la posibilidad de que en algún momento se decida remover las montañas de la comarca para aprovechar la riqueza cuprífera del yacimiento de cerro Colorado.

“Burlados y engañados”, expresan sentirse los nativos ante las múltiples promesas gubernamentales no cumplidas.

El ofrecimiento lo hizo el Gobierno tras un acuerdo logrado después del bloqueo a la carretera Panamericana a la altura del cruce de San Félix el año pasado. En aquella ocasión, como parte de la protesta, más de 3 mil indígenas bajaron de sus comunidades y se concentraron en la calle para impedir el paso de los vehículos.

Aunque las modificaciones a la legislación minera no proponían nada específicamente relacionado a la explotación en la comarca, el Gobierno había manifestado públicamente su interés en extraer el cobre de cerro Colorado, uno de los mayores depósitos de este metal, en América Latina.

“El tema de cerro Colorado queda en pausa hasta que no se dé la reforma al Código de Recursos Minerales. Son dos cosas que tienen mucha interacción”, dijo en enero de 2011 el entonces viceministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano.

La indignación de los indígenas provocó la agresión al entonces exviceministro de Trabajo Luis Ernesto Carles, quien acudió al lugar a dialogar con los indígenas.

Luego del acuerdo, el presidente, Ricardo Martinelli, acudió a San Félix para ser testigo del compromiso del gobierno, para no realizar explotaciones mineras en la comarca.

“Quiero dejar bien claro que nuestro gobierno entiende y respeta las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas, especialmente su apego y amor por la tierra que los vio nacer”.

Afirmó el presidente Martinelli el 3 de marzo 2011. Luego hubo una serie de comunicados de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia, en la cual se reafirmaba el compromiso de proteger la comarca indígena contra las explotaciones mineras.

Los indígenas culminaron con un diálogo durante tres meses entre una comisión integrada por diputados y líderes comarcales.

La comisión ad hoc elaboró un anteproyecto para establecer un régimen especial en dicha comarca con el cual se protegerían los recursos minerales, hídricos y ambientales.

Sin embargo, en el ar-tículo cinco de ese documento, que proponía eliminar las concesiones mineras e hidroeléctricas vigentes, no hubo consenso ni en la comisión y tampoco en la discusión en la Asamblea.

Un grupo de indígenas liderado por Edilberto Sánchez, presidente del Congreso General de la comarca Ngäbe Buglé, solicitó la suspensión de la discusión hasta que el Congreso General indígena emitiera primero una decisión final.

“Al retirar el artículo la ley no protege en nada, al contrario, se procederá con los proyectos dentro de la comarca y eso afecta al pueblo que depende de su tierra y trabaja la tierra”, indica Alba Pedrol, dirigente indígena del congreso tradicional.

Según Pedrol, quienes apoyan la minería “son grupos minúsculos del gobierno de Ricardo Martinelli”.

Al eliminar el enunciado que cancela las concesiones mineras otorgadas y vigentes a empresas nacionales y extranjeras se mantiene la Ley 41 de 1975 que otorga el derecho de explotar el yacimiento a la estatal Corporación de Desarrollo Minero de Cerro Colorado (Codemin), mediante la asociación a una minera privada. Sin esto no habría respaldo legal al juramento gubernamental del año pasado de no explotar yacimientos en el apartado indígena.

Los propios indígenas no se conformaron con el decreto presidencial de febrero de 2011 que prohibía la minería y por esto pidieron una ley.

“Los ngäbes nos hemos sentido burlados, hemos sido muy respetuosos porque tras un año de haber pactado un acuerdo, el gobierno debió darle seguimiento para que esto no pasara nuevamente”, dijo Pedrol.

“Creo que los indígenas están protestando por la falta de sinceridad o credibilidad que tiene el gobierno frente a ellos”, apuntó el diputado Jorge Alberto Rosas, miembro de la Comisión de Comercio.

En enero, el presidente de la comisión consulta el proyecto con el Congreso General “en esencia eso era ponerlo en el congelador”, acotó, y “es la razón por la cual los indígenas han actuado en forma violenta”.

Para el presidente de la Comisión de Comercio de la Asamblea, Raúl Hernández, quienes están protestando en las calles no están en lo cierto.

“Se les ha aprobado el proyecto de ley especial exactamente en los términos acordados en las reuniones de la comisión. Había un punto que no estaba en consenso, era el artículo cinco”, defendió Hernández.

“Los indígenas están confundiendo a su gente, la propia ley de la comarca no conoce esa ley”, agregó.

Para Hernández, la ley que da la protección a la comarca prohíbe la actividad minera.

Aclaró que las autoridades elegidas en la comarca, no las tradicionales, pidieron la suspensión de la discusión y la comisión lo aprobó, aun cuando las autoridades elegidas no lo querían.

Según Hernández, en segundo o tercer debate se podría incluir un artículo que elimine la ley de cerro Colorado. “Conversando se entiende la gente, pero ese no era el objetivo, ellos estaban preparados para hacer lo que están haciendo”, concluyó.

Protesta es ´un capricho´

Para el actual titular de Comercio e Industria, Ricardo Quijano, las protestas son “un capricho que no tiene sentido”.

El ministro dijo que los manifestantes “eran aupados por políticos” que son los que sostienen las protestas.

Quijano aseguró que la Comisión de Comercio aprobó en primer debate los ocho artículos consensuados, lo que “fue sorpresa porque pensaban que no se aprobarían”, sin embargo, con el artículo cinco nunca hubo acuerdo.

El ministro se refirió a que no era posible darle los 2 mil metros desde la costa del mar a tierra firme, uno de los puntos que sí se acordó y se aprobó en el artículo cuatro del proyecto.

“Esas tierras son públicas y privadas, esas cosas no se pueden hacer de esa manera”, argumentó.

En tanto, confirmó que “no se va a hacer ningún proyecto minero”, pero queda Codemin y si no se quiere hacer el proyecto de cerro Colorado se discute en el segundo debate y se elimina.

MARY TRINY ZEA C.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código