Cronología de un viaje fallido

Holandesas perdidas iban a trabajar en guardería

La escuela de español donde estudiaban las turistas les ofreció un trabajo que no llegó a concretarse.

Temas:

Uno de los equipos de rastreo con sus respectivos perros comienza el recorrido con muchas esperanzas de hallar a las dos jóvenes turistas. LA PRENSA/Roberto Cisneros. Uno de los equipos de rastreo con sus respectivos perros comienza el recorrido con muchas esperanzas de hallar a las dos jóvenes turistas. LA PRENSA/Roberto Cisneros.
Uno de los equipos de rastreo con sus respectivos perros comienza el recorrido con muchas esperanzas de hallar a las dos jóvenes turistas. LA PRENSA/Roberto Cisneros.

La uña del dedo pulgar de la mano derecha es el blanco que eligió Hans Kremers para drenar su estrés.

El padre de Kris Kremers, una de las holandesas perdidas en las montañas de Boquete desde el pasado 31 de marzo, ayer en la tarde no paraba de manosearse el dedo, a pesar de estar completamente morado, mientras esperaba noticias del operativo de búsqueda de su hija.

A su lado y con esa mirada que mezcla el cansancio y con tristeza, su esposa Rosalie rascaba una y otra vez su brazo derecho, mientras un intérprete traducía las palabras de un funcionario policial que participa en el rastreo.

Ayer un grupo de 18 voluntarios de los Países Bajos, junto a perros expertos en olfatear restos humanos, recorrió los senderos del Pianista, Piedra de Lino, Bajo Mono y Área Lázaro buscando algún indicio que los llevara al paradero de Kris y su amiga Lisanne Froon.

Junto a este equipo extranjero colaboran funcionarios de la Policía Nacional, Cruz Roja de Panamá, Bomberos, Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Dirección de Investigación Judicial y la Fiscalía.

Lolise Smits, jefa del equipo de rescate holandés, precisó que los perros traídos son capaces de rastrear las partículas de seres humanos hasta nueve meses después de que hayan pasado por el sitio.

“Pueden rastrear y encontrar cualquier rastro así esté en el fondo de un río y haya llovido”, explicó la experta poco antes de encabezar una reunión con todas las autoridades para coordinar las acciones a seguir durante los siguientes nueve días que estarán en Boquete.

“Ayer los perros mostraron interés en varios puntos durante el recorrido. Nosotros los marcamos en un mapa con un Sistema de Posicionamiento Global y procederemos a buscar en estos puntos con mayor intensidad en los siguientes días”, explicó un miembro del equipo de los rescatistas.

Desde la primera semana en que se reportaron desaparecidas, las autoridades locales recorrieron estos mismos puntos.

“Lo que pasa es que ahora traen perros que pueden localizar gente viva o fallecida. Nuestros perros solo pueden encontrar personas vivas”, explicó ayer Francisco Santamaría, director encargado del Sinaproc.

Cronología

Kris y Lissanne se conocieron hace cuatro años en un restaurante de la ciudad de Amersfoort, situada a una hora de distancia de la capital Amsterdam.

Con el dinero que ganaron como meseras durante este tiempo, decidieron venir a Latinoamérica para aprender español y hacer obras sociales.

Jerome Van Passel, vocero y traductor de las familias de las turistas perdidas, explicó que inicialmente las chicas llegaron a Turrialba, Costa Rica, donde comenzaron a estudiar en la escuela Spanish at Locations.

Luego de unas semanas en esta escuela, las chicas deciden venir a la sucursal de este centro educativo en Bocas del Toro.

Una fuente de la Fiscalía explicó ayer a este diario que estando ya en Isla Colón, las turistas conocieron a un grupo de holandeses, en el que les hablaron de la sucursal de la escuela en Boquete.

Luego de dos semanas en Bocas del Toro, las chicas vinieron a Boquete con la promesa de aprender español y trabajar en una guardería.

El sábado 29 de marzo, al llegar a Boquete se alojaron en la casa de una familia por recomendación de la escuela de español donde estudiarían.

Ese domingo recorrieron el pueblo y acudieron a Spanish at Locations para que les informaran los detalles de su nuevo empleo.

Sin embargo, explicó la fuente de la Fiscalía, al llegar a la escuela les informaron que aún no habían logrado conseguirles donde trabajar.

Por esta causa, el lunes 31 de marzo, Kris y Lisanne recorrieron nuevamente Boquete buscando senderos que escalar y alguna oportunidad de trabajo.

Llegaron incluso a entrevistarse en la sede local de la Fundación Casa Esperanza, que atiende a niños en pobreza extrema.

Al no tener referencia de las chicas, en esta organización le negaron el trabajo, agregó la fuente.

El martes 1 de abril las turistas salieron a escalar el sendero el Pianista, siendo este lugar donde los testigos las vieron por última vez a las 2:00 p.m.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código