un paseo divertido por el pantano de san san pond sak, bocas del toro

Un ´diablo rojo´ para turismo

Un emprendedor bocatoreño intenta brindar al visitante un transporte acogedor, festivo y de información ecológica.

Mientras en la ciudad de Panamá se están eliminando los folclóricos “diablos rojos”, en Changuinola, provincia de Bocas del Toro, se están reciclando para convertirlos en bote-bus y destinarlos al turismo local.

Claudio Araúz, un mecánico bocatoreño de 47 años, residente en finca 6 y con siete hijos a cuestas, se cansó de depender de la mecánica y estimó que podría irrumpir como microemprendedor .

Claudio supo que el viejo “diablo rojo” que sirvió de transporte entre Changuinola y Las Tablas había quedado en condición de chatarra y decidió rescatar su carrocería antes de que fuera desguazada y vendida.

La idea

Antes de ello, Araúz había tenido la idea de que sería chévere recorrer los humedales de San San Pond Sak en un bote, pero que a guisa de “chiva parrandera” pudiera llevar a bordo pasajeros con ganas de divertirse al son de la música y de algunos refrescos.

Mirador móvil

La idea cogió calor cuando se decidió a acondicionarlo con asientos paralelos a las paredes e instalarle un sistema de sonido. Desde las ventanas, se dijo, los turistas podrían tener ese contacto directo con la naturaleza y admirar, mientras se recorría el río San San, los manatíes, las aves zancudas y migratorias, monos tití y toda la belleza del humedal San San Pond Sak.

Valor mundial

Este pantano es reconocido como un humedal de importancia mundial para anidación de al menos seis especies de tortugas marinas de América Central, en peligro de extinción y que arriban a su desembocadura.

El paseo dura tres horas, entre ida y vuelta, para llegar a la boca del río, a la playa donde desovan las tortugas.

Dado que Claudio no tiene suficientes recursos para acondicionar su bote-bus, ha pactado un joint venture con la fundación Asociación de Amigos y Vecinos de la Costa y la Naturaleza, la cual opera una oficina en conjunto con la Autoridad Nacional del Ambiente.

Dado que estas desarrollan acciones de conservación y monitoreo de las tortugas marinas, el bote-bus es un medio pertinente para crear conciencia en los visitantes sobre el amor y cuidado que se debe expresar a la naturaleza.

Adaptación

El bote-bus tiene capacidad para 20 personas y se le está equipando de chalecos salvavidas, extintor, así como de una lancha de escolta para casos de emergencia y de otros equipos necesarios para realizar el recorrido.

Cabe destacar que al bote-bus se le está adaptando en la parte frontal una parrillada en la que habrá disponibles refrescos, bocadillos y otras atenciones para los participantes de la excursión. Un servicio a bordo del bote-bus es la información sobre los humedales de San San Pond Sak.

Pide apoyo

“La idea ha sido muy bien acogida por la comunidad, pero nos faltan algunos recursos para terminar detalles como personal para atender al pasajero”, comentó Claudio.

Él espera contar con el apoyo de la Autoridad Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa y de la Autoridad de Turismo de Panamá para entrar a operar en breve. Se cobrará $6.00 por el paseo de ida y vuelta hasta la playa, el cual dura unas tres horas. Para los turistas, el costo es de $10.00.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código