RECORDATORIO

Mi hermano y maestro

Winston Churchill Robles Chiari

El poeta Miró nos recordó para siempre que “la Patria es el recuerdo, pedazos de la vida... quizás nunca supiera que te quería tanto” y, adiciono yo, “hasta el momento cuando en forma violenta te perdí”.

A Winston Churchill Robles Chiari lo conocí cuando a ambos nos robaron la Patria, y nos encontramos un día en el exilio con 11 panameños más. Allí formé con él una hermandad que solo entienden los que han perdido la Patria, arrancados de raíz, lo que nos hizo profundizar más nuestro amor por ella y comprometernos en forma total con su recuperación.

Winston tenía un cerebro privilegiado y una caballerosidad de antaño. Al visitarlo en una de sus múltiples crisis de salud me recibió con “Bobby, perdona que te reciba en situación tan deplorable”, y acto seguido pasó a hablarme sobre la situación de las instituciones democráticas del país. Winston nunca dejó de ser didáctico...¡nunca dejó el profesorado! Hablar de su integridad sobra. En eso fue un roble verdadero: ´derechito´, como dicen en mi tierra. Jamás sintió temor a tomar posiciones impopulares. Creía aquello de que un escritor mediocre está siempre a la altura de las mayorías.

Él siempre supo que éramos pocos los que entendíamos nuestro itinerario, uno que los más nunca entenderían, pero eso poco importaba si se estaba siempre del lado de la verdad y la justicia. Adoptó siempre posiciones claras, punzantes y contundentes, nunca maquilladas con brumosidad intelectual sobre la verdad y la justicia, ´lo que lo purga a uno de angustias y temores... y se vive en serenidad, ignorando la duda” –como escribió Borges.

Así vivió Winston toda su vida y eso se reflejó en un género periodístico que él inventó: el editorial corto, cortísimo, claro y con opinión contundente, siempre apuntando al ideal, a lo que debe ser, como una flecha indicadora de la buena ruta para llegar a un mejor futuro. El Hoy por Hoy perfeccionado por Winston siempre será un monumento a su memoria; él lo convirtió en el editorial más leído y más respetado de la historia del periodismo panameño. Como lo señala el caricaturista... “Hoy por Hoy.... y por siempre”. Una cosa es escribir bien, como lo hacía Winston... otra muy distinta es comunicar con pocas palabras; estoy seguro de que hasta su último suspiro sintió orgullo de ver que se continúa a diario con sus enseñanzas en el Hoy por Hoy.

“La lucha del hombre contra el Poder es la lucha de la memoria contra el olvido”, escribió Kundera. Winston Robles tenía una memoria gigantesca y profunda, puesta siempre al servicio de la lucha contra los poderosos; otra de sus extraordinarias virtudes. Aparte de haber sido reconocido como uno de los más respetados y admirados directores de periódicos del continente, Winston arreglaba las computadoras, reparaba la rotativa y mantuvo a La Prensa siempre al día con lo último en tecnología, lo que la mantiene en la frontera tecnológica siempre. Como escribió Nietzche – “¡Oh, ¿cuándo regresaré a mi Patria donde ya no tenga que agacharme ante los pequeños?”.... Winston, mi hermano de toda la vida: regresamos, nunca nos agachamos, logramos la democracia electoral, sabiendo –eso sí– que aún falta construir la Democracia de ciudadanos.

Por eso, cuando hace años Winston pasó la batuta a líderes más jóvenes su lucha continuó, ya no con la acción angustiosa del cierre diario, pero sí con el consejo producto de la experiencia y la esperanza, lo que algunos llaman “sabiduría”. Termino con un párrafo de Pulitzer que describe con exactitud el objetivo de La Prensa que ayudó a construir Winston, y que hoy perdura sólido en manos de quienes lo siguieron en la dirección del periódico. “Una prensa debería luchar siempre por el progreso social, nunca tolerar la injusticia o la corrupción, luchar contra la demagogia de cualquier signo, nunca obedecer a intereses partidistas, oponerse siempre a los privilegiados y a todas la sabandijas de la sociedad, mostrar siempre compasión por los pobres, y mantenerse fiel a la defensa del bienestar público”.

Esa es y será siempre la guía de La Prensa, el Diario Libre de Panamá, tu viva y vibrante obra maestra, mi queridísimo hermano, Winston. Descansaste de tu largo calvario. Nos dejas un gran vacío, pero con un clarísimo camino señalado para esa lucha por la democracia, que hoy afronta nuevas amenazas. No serán pocas las veces que los nuevos líderes de La Prensa preparen su lucha preguntándose “en esta, ¿qué hubiera hecho Winston?”.... y la respuesta de todos al unísono vendrá con la claridad y ruidosa contundencia de un rayo en la obscuridad.

Hasta luego, hermano y maestro...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código