Las paredes del ‘Mach Di’ hablan por los inmigrantes

Pese a estar confinados en este albergue temporal, los extracontinentales sueñan con llegar a Canadá y Estados Unidos.

Temas:

Un nepalí se asoma al interior del albergue signado por firmas de huéspedes en diversos idiomas. Un nepalí se asoma al interior del albergue signado por firmas de huéspedes en diversos idiomas.
Un nepalí se asoma al interior del albergue signado por firmas de huéspedes en diversos idiomas.

La avalancha de inmigrantes extracontinentales que llega a Panamá a través de la selva darienita es constante. La barrera del lenguaje y la cultura impide que se pueda conocer de sus vidas, sus sueños, los abusos e injusticias que han debido soportar para llegar hasta aquí en su lucha por viajar al norte y gozar el sueño americano.

Luego de vencer la asfixiante selva y sus peligrosos ríos, tropezar con serpientes, escorpiones y mosquitos, llegan a Metetí, en la vía Panamericana, a 250 kilómetros de la ciudad capital.

Allí se yergue el Mach Di, que en lengua wounaan significa “mi hospedaje”, unas instalaciones que dejan mucho que desear por lo incómodas, calurosas y sin facilidades sanitarias, pues aún las letrinas carecen de papel higiénico, y cada usuario debe ingresar con su respectivo litro de agua... para lavarse.

Ayer se celebraba en todo el mundo el Día Internacional del Refugiado y el Inmigrante, y La Prensa y RPC Radio se acercaron para conversar con algunos de los 48 extranjeros retenidos. Mezclados reposaban asiáticos y africanos, y pese a estar sometidos, sus miradas eran de esperanza.

Se sorprendieron cuando les informamos del día que se celebraba. Sin embargo, cuando ya entrabamos en confianza, agentes del Servicio Nacional de Fronteras llegaron y nos sacaron del centro, aduciendo que era prohibido hablarles.

En las pocas palabras que cruzamos con algunos nepalíes, nos informaron que viajaban desde Katmandú, la ciudad recientemente devastada por un sismo que dejó miles de muertos, heridos y damnificados.

“Venimos en busca de mejores días y queremos llegar al norte”, pudimos entenderle a uno que machacaba algo el inglés. En el refugio se hablaba con un dejo de tristeza por la reciente tragedia sufrida por cinco africanos, en el río Tuqueza. Ellos también compartían el sueño, pero el río lo truncó, dijeron.

Pese a que el diálogo fue interrumpido por los custodios, las paredes del Mach Di hablan por ellos. Allí, cientos de somalíes, eritreos, etiopes, nepalíes y ghaneses han dejado sus firmas y el nombre de sus ciudades o aldeas que les vieron nacer, como huella del ser humano que lucha por alcanzar mejores días y la felicidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código