Lo oculto de los edulcorantes artificiales

Temas:

FOTOLIA. FOTOLIA.
FOTOLIA.

No solo el dulzor del azúcar de mesa le tiende una trampa a sus comensales. Los sustitutos del azúcar, caracterizados por ser bajos en calorías, también podrían contribuir al aumento de peso y a perjudicar la salud de quien lo consume. Todo depende de la proporción con que sean usados.

Este tema fue abordado el 10 de julio pasado en un artículo de opinión de la doctora Susan E. Swithers, especialista en ciencias psicológicas y neurocientífica del comportamiento de la Universidad de Purdue, publicado por Cell Press en la revista Trends in Endocrinology & Metabolism.

En la publicación “Artificial sweeteners produce the counterintuitive effect of inducing metabolic derangements”, Swithers cita que “no es raro escuchar que los edulcorantes artificiales son saludables, que ayudan a perder peso o que son buenos para prevenir la ganancia de este (...). La información que respalda esas aseveraciones no es lo suficientemente válida, y aunque el sentido común indica que las gaseosas dietéticas no deberían ser tan dañinas como los refrescos regulares, el sentido común no siempre es correcto”.

La nota, que recopiló diversos estudios, señala que el uso de edulcorantes no nutritivos a largo plazo podría incrementar el riesgo de padecer diabetes, síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular.

Recalcó que así como los refrescos con sacarosa, aquellas bebidas endulzadas artificialmente (o “de dieta”), también se vinculan con el desarrollo de la obesidad.

La publicación añade que los refrescos con endulzantes artificiales pueden interferir negativamente en el proceso del aprendizaje.

Se advirtió que no solo el uso del azúcar de mesa debe reducirse, sino también el consumo de edulcorantes artificiales.

La publicación cita que “el impacto negativo de consumir bebidas endulzadas con azúcar en el peso corporal y otros asuntos de salud ha sido cada vez más reconocido; por lo tanto, muchas personas han recurrido al consumo de edulcorantes artificiales de alta intensidad como aspartamo, sucralosa y sacarina como una manera de reducir el riesgo. Sin embargo, la evidencia acumulada sugiere que consumidores frecuentes de estos sustitutos de azúcar pueden también incrementar el riesgo de una ganancia de peso, síndrome metabólico, diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular”.

SOBRE LA BALANZA

Una investigación citada en la publicación arrojó que ingerir bebidas con edulcorantes artificiales todos los días no permitió que los participantes de la misma bajaran de peso, y que tenían el mismo riesgo de aumentar de peso como si estuvieran consumiendo azúcar de mesa. Otro estudio encontró que el consumo de los sustitutos del azúcar podría alterar patrones cerebrales en zonas que responden al dulzor, por lo que a largo plazo gran parte de los participantes de esa muestra sintió que los endulzantes artificiales no lograron satisfacer su deseo por el dulce, lo que los invita a consumir más.

La Asociación Americana del Corazón y la Asociación Americana de Diabetes señalan que si los endulzantes no nutritivos se utilizan juiciosamente y se reduce el consumo de azúcares simples, se podría alcanzar la meta de reducir la obesidad y problemas asociados.

EFECTOS

Cerca del 30% de los adultos y el 15% de los niños en EU consumen endulzantes artificiales. En Panamá no hay cifras al respecto.

Los edulcorantes artificiales son productos sustitutivos del azúcar que surgieron con la intención de reemplazar azúcares simples con contenido calórico por productos con muy bajo contenido calórico, explicó el endocrino Álvaro Pachón, miembro activo de la Asociación Panameña de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo (Apedim).

La Food and Drug Administration ha aprobado seis productos como edulcorantes no nutritivos: acesulfame, aspartame, sacarina, sucralosa, stevia y neotame.

Pachón indicó que estos productos están compuestos de aminoácidos, sales orgánicas o azúcares modificados bioquímicamente. “Estos tienen entre 200 a 600 veces más potencia para endulzar, por lo que se utilizan porciones muy pequeñas con pobre contenido calórico. Por ejemplo, la sucralosa (Splenda, comercialmente) se obtiene de múltiples procesos en los que se logra sustituir en la molécula de sacarosa tres grupos hidroxilos por tres átomos de cloro. Esto resulta en un producto que se absorbe poco en el tracto gastrointestinal. Una vez en el organismo no se reconoce como un carbohidrato, y tiene poco efecto en la secreción de hormonas”.

El médico recomienda evitar el consumo de azúcares simples y aumentar el consumo de carbohidratos complejos con mayor valor nutricional como frutas, vegetales y granos completos. “Los edulcorantes no calóricos son una ´alternativa´ para aquella persona que desea sustituir, por ejemplo, el azúcar del café de la mañana para reducir su ingesta calórica sin sacrificar el sabor. Si va a utilizar edulcorantes no nutritivos que sea lo menos posible y no de uso rutinario”.

El médico endocrino Daniel Abouganem, presidente de la Apedim, afirma que en los últimos años se ha comenzado a publicar artículos que no favorecen el uso de edulcorantes.

“No recomiendo el consumo de azúcar ni edulcorantes en personas con diabetes, síndrome metabólico ni en obesos. Recomendamos agua o limitar mucho el uso de los edulcorantes”.

FALSA SENSACIÓN

El doctor Abouganem añade que “los edulcorantes dan la falsa sensación o idea en ese grupo de personas de ´que estoy haciendo dieta´. Son los casos que vemos en que luego de una enorme cena o almuerzo piden un sobre de un edulcorante artificial para el café. Esto no ayuda a perder peso”.

Explicó que a nivel del hipotálamo estos productos no calman la sensación de saciedad, y por lo tanto, pueden inducir a comer más, con aumento de peso, síndrome metabólico y diabetes”.

¡A RAYA!

Abouganem indicó que la moderación en su consumo debe prevalecer, y no aconseja el consumo de bebidas azucaradas y hasta de jugos azucarados porque sí está demostrado que son responsables de obesidad, síndrome metabólico y diabetes.

El doctor Pachón propone limitar el consumo de endulzantes no nutritivos. “Insistimos en adoptar conductas saludables, como el consumo de tres porciones de frutas, tres porciones de vegetales al día, granos completos, dieta rica en fibra y pobre en azúcares simples”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Recomiendan mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DECLARACIONES DEL LÍDER NORCOREANO Corea del Norte aspira a ser 'la potencia nuclear más fuerte del mundo'

El presidente de Corea del Norte Kim Jong-Un. El presidente de Corea del Norte Kim Jong-Un.
El presidente de Corea del Norte Kim Jong-Un. AFP/Archivo

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, prometió convertir a Corea del Norte en "la potencia nuclear más fuerte del mundo", informó ...

DECESO Minsa intensifica operativos en Los Santos por caso de virus hanta

Inspector de salud. Inspector de salud.
Inspector de salud. Especial para La Prensa/Vielka Corro

Un total de 169 viviendas fueron visitadas este martes 12 de diciembre en el corregimiento de El Sesteadero, distrito de Las ...

Copa francesa Gol de Falcao sella victoria de Mónaco

Radamel Falcao sentenció el triunfo del Mónaco. Radamel Falcao sentenció el triunfo del Mónaco.
Radamel Falcao sentenció el triunfo del Mónaco. AFP

El gol de Radamel Falcao desde casi la mitad de la cancha sentenció este martes la victoria 2-0 para Mónaco ante el visitante ...