EDUCACIÓN

¿Acostumbrados a lo malo?: Elda Maúd De León

¿Acostumbrados a lo malo?: Elda Maúd De León ¿Acostumbrados a lo malo?: Elda Maúd De León
¿Acostumbrados a lo malo?: Elda Maúd De León

A lo largo del siglo XX, la educación pública panameña abatió el alto porcentaje de analfabetismo que existía, amplió la cobertura de primaria y facultó a amplios sectores populares para ingresar en las capas medias; los educadores, mayoritariamente nacionalistas, participaron activamente en la conformación de la identidad, en las luchas sociales y en el logro de la soberanía.

En la mitad del siglo, cuando la población panameña era de alrededor de un millón de habitantes, los maestros vivían en la comunidad en que trabajaban, se relacionaban frecuentemente con los padres de familia e investigaban, mediante el “estudio del niño”, los factores que influían en su aprendizaje.

En la década de 1950, la población empezó a crecer y las ciudades aledañas al Canal se sobrepoblaron. Ante el aumento de niños en edad escolar se tomó la medida “transitoria” de atender dos escuelas diferentes en un solo edificio y la jornada se acortó para dar cabida a un turno diurno y otro vespertino. La medida provisional pasó a ser permanente y las escuelas rurales, que podían perfectamente seguir trabajando en dos jornadas, decidieron –cómodamente y por su cuenta– sumarse a la jornada corta.

Los más afectados han sido los niños que desde primer grado reciben el mote de fracasados, que se despiertan a las 4:00 a.m. para llegar a tiempo al turno diurno, o sobreviven al calor de las 2:00 p.m. en salones que ni siquiera cuentan con abanicos. Los maestros no tienen tiempo para reforzar a los menos rápidos, ni para conocer la familia y el entorno de sus alumnos, y los padres tienen que hacer entre cuatro y cinco tareas cada noche.

Desde hace, por lo menos, cuatro décadas las estadísticas educativas informan continuamente de un alto índice de fracasos, de abandono y de baja incorporación a la educación media, pero nunca se dedujo ninguna relación causal con la medida “transitoria”, y el Estado pasó 20 años –también cómodamente– sin construir una sola escuela en las ciudades.

En tecnología el futuro era ayer. Las tres disciplinas con mayores déficits son español, matemáticas y ciencias. A niños y jóvenes les encantan las computadoras y mediante sus juegos se convierten en “expertos” informáticos. Como herramientas para la instrucción y experimentación son invaluables. En ciencias, pueden ser un buen laboratorio de física y química o convertirse en un planetario astronómico; en la enseñanza de español auxilian en ortografía, sintaxis, conjugación verbal, rima, sinónimos y otros temas que hoy aburren a los estudiantes, lo mismo puede decirse de la historia y la geografía. En el dibujo, el diseño y la música brindan un universo por explorar, los programas de matemáticas son muy didácticos. Esto y más puede hacerse en las horas extras de la jornada extendida y disminuir la exagerada cantidad de asignaturas (entre 7 y 12).

Las asociaciones estudiantiles de ciencias, comunicación, trabajo social, los grupos culturales como coros, bandas de música, danza, deportes, pueden también tener su tiempo. La jornada extendida evitaría las situaciones de riesgo social que hoy confrontan niños y jóvenes cuyos padres trabajan fuera del hogar y además estas actividades, cónsonas con su edad e intereses, promoverían la verdadera formación integral del futuro ciudadano.

La pregunta es si las escuelas que se sumarán tienen aulas espaciosas que permitan el estudio en equipo, laboratorios, salas de informática, docentes especializados en las diferentes artes y deportes, buses, equipos y comedores. Porque si los estudiantes van a seguir sentados entre cuatro paredes y nunca visitarán ni siquiera un museo –que es lo que está sucediendo en prestigiosos colegios particulares– tal vez, los padres y maestros que se han acostumbrado a lo malo de la jornada corta tengan algo de razón.

La educación de calidad es un servicio caro, pero es el único con la capacidad de habilitar al país para que ingrese en la sociedad del conocimiento y así alcance el nivel de desarrollo que permita a nuestro pueblo llegar a ser realmente libre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código