CONCIENCIACIÓN

Agua, basura y educación: Noemí L. Castillo J.

El agua. El fenómeno de El Niño ha agudizado la crisis por el desabastecimiento en Panamá. Tenemos áreas aledañas a la ciudad sin suministro. La ganadería extensiva secó parte de las provincias de Herrera y Los Santos, en consecuencia los campesinos migran a Darién y Bocas del Toro, con prácticas que consisten en talar los árboles y quemar los suelos. El desierto de Sarigua es un claro ejemplo de la capacidad humana de arrasar grandes áreas. Los ríos se han secado, se contaminan sus fuentes y su salida al mar, con lo que también se afectan los océanos y contribuimos al deterioro del ambiente marino y al calentamiento global.

El uso del agua en el interior de las casas también es inadecuado. Se pierden muchos galones por dejar llaves abiertas, lavar autos y regar jardines. En consecuencia, el uso per cápita del recurso hídrico en Panamá es uno de los mayores del mundo. Además, se registra una alta morosidad y un 45% de desperdicio. En contraste, hay países, como Israel, que solo disponen del 3% de agua y cuya mayor parte de su territorio es desierto, pero aprovechan mejor este recurso.

La basura. Además del mal uso del agua, la basura es uno de los más graves y profundos problemas de la sociedad panameña. A pesar de las campañas de recolección en ríos y playas, muchos residentes solo se acercan a observar, pero no participan ni ayudan a reducir los desperdicios que ellos vierten en ríos y playas. Parece que no tienen clara conciencia de sus actos y le endilgan el problema al Gobierno, a los carros o a otras causas, menos a la responsabilidad individual y grupal.

En una visita a la ciudad de St. Louis, Missouri, vi camiones recolectores más pequeños y con dos conductores, uno de ellos se bajaba y movía los contenedores a un costado del camión, en donde grandes tenazas los alzaban y depositaban la basura. Luego los bajaban y el conductor los volvía a colocar en donde estaban. Realizaban circuitos específicos, y usaban guantes y uniformes. Allá la recolección de desechos es intensiva, sectorizada y profesional. Pienso que la descentralización es una oportunidad y un desafío en la resolución de este problema.

La educación. La Ley 10 de 1992 estableció la educación ambiental en todos los niveles escolares. Esperaríamos que las generaciones de egresados con esa formación contribuyesen en la solución de estos problemas. El verdadero proceso educativo debe ser un elemento socializador en el desarrollo de las competencias para la ciudadanía responsable y la convivencia. En la escuela se desarrolla la conciencia ciudadana. Es hora de hacer un alto para reflexionar. Requerimos cambios profundos en nuestra manera de mirar un recurso finito, como el agua, y un desastre ambiental infinito, como tener a la ciudad y al país repleto de basura. El desarrollo social y económico solo podremos alcanzarlo a plenitud cuando ejerzamos, con responsabilidad, nuestros deberes ciudadanos. Necesitamos y esperamos una sociedad y un país con más agua, menos basura y mayor educación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código