GIRO DE TIMÓN

Ajedrez institucional venezolano: Andrés F. Guevara B.

Desde 1999 las instituciones públicas estuvieron sometidas a los designios del oficialismo. A partir del 6 de diciembre de 2015, por primera vez durante la era del chavismo, se plantea un cambio en el tablero político venezolano. No es poca cosa que la oposición, ante tantas adversidades, haya logrado obtener todo tipo de mayorías en el parlamento.

En este contexto, es lógico preguntarse ¿qué pasará en Venezuela ante este giro de timón? Los venezolanos no están acostumbrados a la existencia de pesos y contrapesos en el ejercicio del poder público y en el impacto que ello tiene sobre la ciudadanía. El reto no es menor, toda vez que la vida del país estará signada por estas variables en el corto y el mediano plazo.

Dada la reacción de las autoridades afines al chavismo ante la victoria opositora, el escenario inmediato para Venezuela es el del conflicto interinstitucional. Entiéndase bien: poder Ejecutivo y poder Judicial versus poder Legislativo. Lejos está el planteamiento de generar consensos y políticas públicas que, en sinergia, permitan sacar al país del profundo hueco en el que está. Si, como parece, el camino elegido es el de incrementar la confrontación, el país se enrumba a un deterioro de su ambiente político, lo que pudiera traer consigo escenarios violentos y poco deseables para la estabilidad de la nación. La razón es sencilla: por una parte, la cúpula de poder chavista está empecinada en radicalizar su llamada “revolución” y, por otra, la voluntad popular se manifestó mayoritariamente a través del voto y la constitución del poder Legislativo, bajo este mandato soberano.

En caso de que el chavismo niegue la transición hacia la instalación de una nueva Asamblea, hará exactamente lo mismo ante cualquier cambio institucional que desarrolle el nuevo parlamento. No puede olvidarse que la Asamblea no es un poder facultado para ejecutar leyes y regulaciones, sino para crear dichas normas y fungir como órgano contralor de las decisiones que toma el Ejecutivo y los demás poderes y funcionarios que forman parte del Estado.

Mucho puede hacer la nueva Asamblea Nacional en su trabajo más imperativo: rescatar el estado de derecho, hoy marchito, y con ello proveer de legitimidad a los poderes públicos cuyo proceder es cuestionable y contrario a lo dispuesto en la Constitución.

Por otra parte, la Asamblea Nacional tiene la tarea de contribuir en la mejora de las condiciones socioeconómicas que afectan a Venezuela. De este modo, la derogatoria o reforma de leyes perniciosas contra las libertades ciudadanas y la calidad de vida de los ciudadanos pudieran ser revisadas de forma tal que conduzcan a mejorar las condiciones existentes.

Los retos descritos no son nada fáciles. Por un lado, la legitimación de poderes necesita la anuencia y el consenso de factores del país distintos a la oposición venezolana. Adicionalmente, dicha legitimación no es inmediata. Se requiere tiempo y seguir los lineamientos y formalidades constitucionales para que dicha legitimación de poderes se dé con la fortaleza institucional y jurídica necesaria, y no sea percibida como mero revanchismo y sed de venganza por aquellos que próximamente estarían detentando el poder.

En cuanto a la aplicación de nuevas leyes y la derogatoria de regulaciones anteriores, la Asamblea puede desarrollar regulaciones más proclives al respeto de ciudadanos libres y la consecución del estado de derecho, pero requerirá de la anuencia del Ejecutivo para su debida ejecución y del poder Judicial determinar la constitucionalidad de dichos cambios.

¿Se dirige el país hacia la inoperancia como consecuencia del choque de poderes? Es probable. Sin embargo, creemos que la decisión de no hacer nada ante el hervidero social y el hastío ciudadano es una decisión peligrosa. Hoy más que nunca los venezolanos reclaman un viraje en el modelo de gobierno. Un cambio en paz y bajo las instituciones previstas en la ley.

Los venezolanos le dijeron que no al socialismo mayoritariamente el 6 de diciembre pasado. Es hora de que aquellos que niegan esta realidad abran los ojos. Por su bien, el del país, y el del futuro que todos estamos llamados a construir.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código