CAMBIOS PROFUNDOS

Alerta con la izquierda que camina

Los hechos registrados desde hace poco más de un mes, que golpean la imagen de nuestro país, a nivel internacional, deben ser analizados, con mesura y sin pasionismo fiestero, al ver quién salió en la lista o por qué un sólido grupo empresarial se desmorona, cual castillo de arena.

Como luchadores a favor de la democracia, debemos entender el enorme daño que estos acontecimientos le causan no solo a la ya estancada economía nacional, además, generan un efecto negativo que se traslada a la clase política, debido a la ausencia de un verdadero líder que trace un camino coherente a seguir.

Esto es de proporciones mayores a lo vivido durante los últimos años de la dictadura militar, porque en aquella época sabíamos a quién combatir, a diferencia de ahora, cuando pareciera que tales revelaciones nos enfrascarán en una desigual batalla, de todos contra todos, en la que el más débil, como siempre, será el gran perdedor.

Pero, ojo, mientras esta lucha apenas comienza y mantenemos centrada la atención en ella, viene caminando una fuerza política de izquierda que pudiera, ¿por qué no?, ser la alternativa en un futuro no lejano; un futuro negativo para el país que estamos acostumbrados a tener.

Solo veamos el ejemplo de Venezuela, en donde el pueblo frustrado por la corrupción de los políticos tradicionales, paga ahora las consecuencias de una mala elección. Y si no fuera así, entonces, ¿qué hace tanto venezolano fuera de su país?

Creo que nadie desea eso para Panamá; para ese Panamá que, entre todos, hemos construido y del que, sin importar los errores cometidos, hoy nos sentimos orgullosos porque estamos en el radar internacional y somos considerados como la primera opción para hacer negocios.

Como país, no permitamos que nos dañen quienes han actuado al margen de la ley. Ellos deben recibir su castigo sin importar quiénes sean. No le entreguemos lo que mucho nos ha costado a un sector, pues esto puede hacer que nos destrocemos entre todos.

Las nuevas generaciones no saben lo que es vivir en dictadura, tampoco saben de carcelazos ni de protestas para exigir que se respete la justicia, la democracia y la libertad. No permitamos que regresen los tiempos de los militares, ni mucho menos le demos paso a una dictadura civil, como las que hay en ciertos países de América.

Lo cierto es que no debiéramos dejar pasar este momento para ajustar la tuerca y hacer los cambios profundos y modernos que el país requiere. Una nueva Constitución es más que necesaria y, para tenerla, debemos reunir a todos los actores sin distinción alguna; ¿será eso difícil?

No se trata de sentarse a mirar el cielo ni mucho menos basta sentir la brisa fresca o el sol que se nos regala cada mañana... la situación actual del país es demasiado seria como para buscar salidas cantinflescas. Estamos ante un tema de Estado que merece ser atendido como tal.

Reitero, en medio de toda esta vorágine hay una izquierda que camina buscando consolidarse para venderse como la alternativa real para solucionar los problemas del país, pero cuidado, porque estos remedios suelen ser peores que la enfermedad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código