PATRIOTAS

Amar o querer a Panamá: J. Enrique Cáceres-Arrieta

Noviembre es especial para mí. Vivo intensamente cada día. Es mes de razonar y sentir la patria. Razonar porque debemos reflexionar sobre los personajes que con sus actos permitieron que seamos la nación que somos. No me canso de afirmar privada y públicamente que amo a Panamá. De ahí que me duela que ciertas autoridades y el panameño promedio no valoren lo nuestro. No entiendo cómo es posible que alguien al frente de nuestra cultura coloque la bandera en el piso. Que panameños vean una tirada en la calle y no la recojan.

En desayuno dominguero con amigos y hermanos de mi iglesia, comenté el caso de la directora del Inac y la bandera en el piso. Mi indignación dio pie a una plática enriquecedora sobre símbolos patrios, sombreros, cultura musical, las polleras y sus adornos, y las malas actitudes de algunos panameños. No hay personas superiores sino actitudes y conductas diferentes.

La conversación fue tan placentera que en un arranque de sentimientos, emociones y racionalidad expresé: “¡Amo a Panamá como si la hubiera parido!”. Entre broma y en serio, mis oyentes asintieron. Lo inusual es que nací en Barranquilla. Mis progenitores son colombianos. Amo a Colombia. Allí viví mi primera y casi toda la segunda infancia. Asimismo amo a Panamá, donde terminé de criarme, me instruí profesional e intelectualmente. Aquí me matrimonié y nacieron mis hijos.

Biológicamente nací en Colombia. Espiritualmente, en Panamá. Aquí tuve la experiencia más revolucionaria de mi vida. Mi nacimiento espiritual en Cristo Jesús. Amo tanto Panamá que me gustaría ser Presidente de ascendencia colombiana. Y así demostrarles a los politicastros que el problema no es el país ni el panameño sino la actitud de ellos.

Aunque la RAE entre sus definiciones señale que querer es “amar, tener cariño, voluntad o inclinación a alguien o algo”, amar es muy diferente a querer. Amar es no buscar tu propio interés sino el del ser amado. Sin hacerte daño. En el amor hay equilibrio. En el querer, egoísmo. El que ama piensa en sí y en el otro. El que quiere solo piensa en sí. Quien ama da la vida por el ser amado. Quien quiere huye ante el peligro.

¿Cuántos panameños piensan más en Panamá que en sus intereses? ¿Cuántos darían la vida por Panamá? No se trata de suicidio u holgazanería sino de sentir el país por dentro. Llevar los colores de la bandera en la sangre que corre por las venas. Respirar y exhalar panameñidad sin ser fanático. Que cada célula de nuestro cuerpo grite: “¡Te amo, Panamá!”. Si crees en Dios, ¿cuándo fue la última vez que oraste por Panamá y le diste gracias al Creador por ella?

No escogemos dónde nacer. Eso no pocas veces es circunstancial. Por ello lo ridículo de la xenofobia. Elegimos, empero, dónde lucharemos como ciudadanos de bien, profesionales, forjadores y proveedores de una familia. Sin ánimo de demeritar la nacionalidad por nacimiento, amar un país porque has luchado y te has formado en él tiene tanto mérito (tal vez más) que amarlo por el simple hecho de haber nacido allí. El primero ama por libre decisión. El segundo casi en automático. No escogemos, insisto, dónde nacer; mas sí solemos optar por dónde luchar.

Querer, entonces, es sencillo. Queremos salud, dinero, amor. Un sinfín de cosas. Hasta el necio y el perezoso quieren. No obstante, no se ama todo. Y no todos son capaces de amar. Somos selectivos al amar. Querer es muy generalizador. Subjetivo. En general, lo que amamos está en la familia cercana. Y entre amigos de verdad. Es objetivo.

“Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde” es bastante veraz. Casi siempre desvalorizamos lo que tenemos. Cuando falta o está lejos, apenas empezamos a darnos cuenta de cuánto lo amamos o queremos. Ricardo Miró escribió: “Revuelvo la mirada y a veces siento espanto cuando no veo el camino que a ti me ha de tornar/¡Quizá nunca supiese que te quería tanto, si el hado no dispone que atravesara el mar!”. Sentir que nunca regresaré a mi amada tierra, aterra. Estar lejos de ella ha permitido darme cuenta que la amo más de lo que imaginaba. Eso descubrió Miró estando fuera del suelo patrio.

¿Cuántos de los que aseguran ser políticos o patriotas aman a Panamá por encima del poder y el dinero que un cargo público representa? Panamá precisa políticos que la amen. Que amen y respeten al panameño más sencillo. Que deseen el poder para que se alimente el casi medio millón de panameños que se acuesta sin comer. Que el agro no sea la cenicienta y el agricultor no sea abusado por deshonestos intermediarios. Que el crecimiento económico se refleje en los bolsillos del panameño menesteroso. No necesitamos politicastros sino políticos comprometidos con Panamá no de labios para afuera sino de corazón. Que sean fieles a sus promesas de amor a la patria. Que amen a Panamá y todo lo que ella representa. Eso es hacer patria. Lo demás es palabra hueca. @earrieta

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código