EDUCACIÓN

Anticoncepción, aborto y zika: Xavier Sáez-Llorens

La epidemia de zika que sufre la región latinoamericana ha hecho despertar nuevamente los conceptos de anticoncepción y aborto, vocablos tradicionalmente alcanforados por motivos religiosos. Nuestros países, tristemente, ni siquiera han logrado derribar la barrera de la educación sexual en los colegios estatales, un conservadurismo lacerante que interfiere significativamente con cualquier estrategia de sanidad pública. Ante la amenaza incipiente, los organismos sanitarios han instado a los gobiernos tercermundistas a modernizar sus regulaciones sobre salud reproductiva. En Panamá, sin embargo, persiste una inercia vergonzosa que afecta el bienestar colectivo de toda la población, particularmente de los grupos con mayor desventaja socioeconómica. La sociedad requiere información veraz y objetiva sobre esta nueva peste infecciosa para comprender mejor la situación y exigir herramientas para prevenir desenlaces adversos. A raíz del primer caso local de microcefalia asociada a una prueba positiva de zika (tanto en sangre del cordón umbilical como en sangre posnatal) en un infante nacido prematuramente, resulta necesario aclarar los conocimientos adquiridos hasta la fecha sobre la enfermedad y sus complicaciones.

Conviene resaltar, en primer lugar, que la causa directa de la desafortunada muerte de este bebé fue provocada por las malformaciones severas existentes (encefalocele: cerebro localizado fuera de la bóveda craneal y microcefalia: cabeza mucho más pequeña de lo normal para edad y sexo). El neonato, además, había nacido antes de los siete meses de gestación (30 semanas). Debido a la asociación, cada vez más robusta, de diversas anormalidades cerebrales con el zika (agenesia del cuerpo calloso, calcificaciones parenquimatosas, ventriculomegalia, atrofia de tálamo, tallo, cerebelo o ganglios basales, lesiones de retina y nervio óptico, etc.), la causa básica del fallecimiento está muy probablemente vinculada a la infección viral. Quedé perplejo, por tanto, con el titubeo exhibido por el ministro Terrientes ante los cuestionamientos mediáticos sobre la razón de la fatalidad en este paciente. Se puede utilizar el término posible o probable, pero negar la potencial asociación no solo resulta poco científico, sino contraproducente por la negativa imagen internacional que pudiera generar la desacertada declaración.

Un incremento sustancial de casos con microcefalia ha sido documentado en Brasil y, retrospectivamente, en la Polinesia francesa. Ha empezado también a aparecer evidencia en Colombia. Se ha demostrado, además, la capacidad neurotrópica de los flavivirus en ensayos experimentales y clínicos, característica aún más reforzada por la emergencia de un inusitado número de pacientes afectados por el síndrome de Guillain-Barré. La afección de las embarazadas es, sin duda, el evento más preocupante en salud pública. Debido a que solo uno de cada cinco gestantes infectadas padece síntomas de la enfermedad y a la falta de una prueba serológica validada que confirme la infección remota, la detección del compromiso fetal puede determinarse únicamente mediante la realización de ultrasonidos seriados, practicados después de las semanas 18-20 del embarazo.

Toda madre debe estar bien informada sobre los hallazgos ecográficos encontrados. Un 85% de los fetos con microcefalia tendrá anomalías trascendentales en el neurodesarrollo, con retraso mental y varias discapacidades motoras como secuelas más relevantes. El pronóstico es más ominoso si el neonato presenta otras malformaciones cerebrales, con deceso temprano, convulsiones crónicas, parálisis de extremidades, ceguera, etc., como consecuencias frecuentes. En estas condiciones, la calidad de vida es francamente miserable tanto para la familia como para el hijo enfermo. La pareja progenitora tiene el derecho, por tanto, de optar por la decisión autónoma de abortar si sus creencias y convicciones se lo permiten. La ley panameña contempla la opción del aborto cuando la salud del producto de la concepción está en peligro y la madre da su consentimiento para el procedimiento. De hecho, desde hace décadas, opera una comisión técnica ministerial en el Hospital Santo Tomás, que autoriza la interrupción del embarazo ante afecciones fetales graves (rubéola congénita, alteraciones genéticas profundas, etc.). Los derechos humanos individuales son valores éticos superiores.

Tiendo a ser un médico optimista, usualmente dispuesto a reducir tensiones que causen pánico colectivo innecesario. La más que posible conexión entre zika y daño cerebral fetal, no obstante, me tiene enormemente preocupado. Cada año, nacen unos 65 mil -70 mil niños en el territorio nacional. Se estima que al menos 40% de todos los embarazos no ha sido planeado, especialmente entre mujeres jóvenes. Alrededor del 25% de las gestantes panameñas es adolescente. Los datos estadísticos publicados a la fecha indican que la incidencia de microcefalia asciende a casi el 1% de los recién nacidos infectados. Si la epidemia se instala masivamente en el istmo, algo que presumo muy factible, tendremos un serio problema de salud perinatal. Urge, por tanto, una política rápida y efectiva de educación sexual, anticoncepción y aborto para minimizar futuras calamidades. Es injusto que todas estas oportunidades de información y acceso estén disponibles para las mujeres con adecuados recursos socioeconómicos, pero no para las mayorías que dependen exclusivamente de la provisión estatal de servicios sanitarios y educativos. Las autoridades deben actuar de manera contundente para enfrentar la epidemia de zika, porque podría superar expectativas pensadas. De lo contrario, todos en el sector salud seremos cómplices de una catástrofe de proporciones gigantescas. En guerra avisada, menos combatientes sucumben... @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código