GOBIERNOS

Brújula política: Xavier Sáez-Llorens

Los ciudadanos escogen a mandatarios con base en sus interpretaciones de los problemas más relevantes que afectan al país, alrededor del momento del sufragio. Los medios de comunicación, por tradición, actuando como portavoces de grupos organizados o como vehículos del poder económico que controla sus líneas editoriales, son instrumentos que forman o moldean ese discernimiento público. En años recientes, sin embargo, las redes sociales han contribuido sustancialmente en la toma de decisiones mediante debates y reflexiones interpersonales. A diferencia de lo que ocurre en países subdesarrollados con democracias inmaduras e inestables, los cambios de ideología política en las naciones industrializadas tienden a ser sutiles. Tres factores, no obstante, pueden causar giros notables de izquierda a derecha o viceversa en la dirigencia gubernamental seleccionada. Economía, inseguridad y corrupción son, sin duda, los termómetros más sensibles que presagian movimientos marcados en la brújula del poder. Si estas adversidades acontecen juntas en una determinada nación, las consecuencias resultan aún más profundas.

Venezuela es el ejemplo más dramático. Maduro ejerce una dictadura populista. Es la región de América Latina más insegura para vivir. La corrupción, antes ejercida por élites derechistas y ahora por militantes chavistas, ha alcanzado niveles sin precedentes. Como la izquierda es habitualmente bastante incapaz en generar riqueza estatal, la economía repta por el suelo. La usurpación de la actividad empresarial privada ha conducido a una escasez marcada de productos de primera necesidad. La inflación anda por las nubes. Como el precio del petróleo, su principal activo, se ha desmoronado marcadamente, el país carece de liquidez para enfrentar deudas, realizar inversiones sociales y satisfacer las aspiraciones más apremiantes de la población. La oposición, por tanto, ha ganado muchos adeptos en los últimos años. Su aplastante victoria en los comicios parlamentarios recientes es prueba palpable de que la gente se cansó del discurso ñángara y no aguanta más el agobio que padece. Mucho tendrá que variar en los próximos tres años para evitar la debacle total del socialismo bolivariano. El régimen ya ha empezado a utilizar tácticas espurias (Asamblea paralela, impugnación electoral, encarcelamiento político, etc.) para intentar blindarse de cara al futuro y mantenerse en el mando. Se avecina una guerra civil, a mi juicio, si persisten en violentar la voluntad de las mayorías. Argentina, que también ha sucumbido a los tres flagelos descritos, aunque en menor escala que Venezuela, acaba de castigar a Cristina Fernández y experimenta un viraje a la derecha. Brasil transita por análogo camino y, pese a gozar de una economía más robusta, la enorme corrupción institucional iniciada por Lula Da Silva y exacerbada por Dilma Rousseff, augura otro desplazamiento político similar a corto plazo.

España ha sido testigo de hondas sacudidas en su panorama político. A pesar de que la economía española ha mejorado con respecto a lo sucedido durante la época socialista de Zapatero, las múltiples bataholas de corrupción protagonizadas por miembros del Partido Popular ocasionaron el despertar de un alzamiento de indignación masiva, aprovechado por un nuevo partido de izquierda denominado Podemos, que amenaza el tradicional bipartidismo ibérico. Este colectivo se ha beneficiado, además, del descontento regionalista vasco y catalán para sumar seguidores. Rajoy tendrá que buscar coaliciones impensables y suavizar radicalismos si desea continuar como autoridad máxima. El federalismo está hoy más cerca que nunca. En Francia, los atentados islamistas y las invasiones de refugiados han facilitado una pujanza de las huestes fascistas de Le Pen. No sería raro pensar que, en 2017, la república gala se vuelque hacia la extrema derecha. En Estados Unidos, muchos de los ciudadanos temen actualmente por su seguridad nacional. Se piensa que el terrorismo musulmán y la inmigración ilegal desafían la tranquilidad en su territorio. Las arengas belicistas del estólido Donald Trump están forjando tanta simpatía entre los republicanos que, seguramente, seráél quien enfrente a Hillary Clinton por la Presidencia en este 2016.

Panamá siempre ha sido gobernada por colectivos que van del centro a la derecha del espectro conceptual. Como nuestro istmo posee una economía de servicio, sostiene un vigoroso crecimiento financiero, alberga un sistema bancario envidiable y exhibe una productiva actividad mercantil en torno al canal interoceánico y zona libre, la izquierda criolla apenas tiene simpatizantes. Las permutaciones jerárquicas son, por tanto, más de fachada política que de andamiaje ideológico. Debido a los numerosos y cuantiosos escándalos de corrupción que se suscitaron durante el quinquenio anterior, a las pugnas entre millonarios por la supremacía monetaria, a las preocupaciones de la sociedad civil por el deterioro de la institucionalidad democrática, y a las amplias grietas en la cúpula del PRD, los arnulfistas se instauraron nuevamente en el poder. Si el presidente, Juan Carlos Varela, ambiciona que su partido repita en 2019, deberá enfocarse en lograr la constancia de los saludables índices económicos, optimizar la ejecución de los presupuestos, procurar la independencia de los órganos estatales y propiciar el respeto a los derechos jurídicos elementales. Los que cometen delito deben pagar, por supuesto. Pero hemos pasado de una justicia inexistente en los gobiernos pasados a una justicia excesiva que arremete contra la presunción de inocencia y el debido proceso. Los revanchismos en política casi siempre acaban con efecto bumerán. Napoleón decía que “en política hay que sanar los males, jamás vengarlos”. Cuidado. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código