MAYOR REGULACIÓN

Charlatanería médica: Xavier Sáez-Llorens

En varias columnas precedentes, he criticado la enorme proliferación de nigromantes botánicos que repletan los programas nacionales de radio y televisión, recomendando hierbas para tratar una plétora de aflicciones, con una locuaz retahíla de disparates desprovistos de sustento racional. Estos embaucadores aducen, además, que por ser productos “naturales”, carecen de eventos adversos. Craso error. Los compuestos herbáceos poseen una gran cantidad de sustancias químicas, en concentraciones inciertas, que pueden desencadenar reacciones secundarias e interacciones farmacológicas con medicamentos de probada efectividad, interfiriendo con el pronóstico de diversas enfermedades. Los medios deberían ser herramientas complementarias para fomentar la educación de la sociedad, pero se destacan por ser los principales gestores de incultura y oscurantismo. La ignorancia como vehículo para hacer negocio.

Hasta cierto punto, la actitud de muchos naturistas en promover su práctica mercantil es comprensible. Por falta de sustrato académico y desconocimiento del método científico, ellos parecen creer ciegamente que su propaganda es correcta y, por tanto, que su charlatanería no es perniciosa. Cuando la medicina alternativa es fomentada por médicos u otros profesionales sanitarios, empero, los cuales deberían conocer las técnicas rigurosas que se utilizan en la investigación clínica para generar evidencia plausible, esa promoción se convierte en estafa premeditada y entraña mayor peligro. Estos impostores con diploma se valen de gente iletrada, ingenua, confiada, mística, crédula o exasperada para consumar sus propósitos comerciales. Algunos, incluso, emplean argumentos conspirativos para intentar ser más convincentes: “la FDA y las empresas farmacéuticas se asocian para ocultar información sensitiva sobre inseguridad de medicinas”, “todos los padecimientos son ocasionados por toxinas, metales pesados o deficiencias nutricionales”, “las vacunas inducen el desarrollo de trastornos crónicos”, “estos enfoques no tienen quien los defienda porque son más baratos”, etc.

Numerosas ofertas terapéuticas que se impulsan en nuestro país deberían ser restringidas por ser consideradas pseudociencia. Acupuntura, productos adyuvantes para sida, cáncer o artritis, derivados de algas, aromaterapia, quiropráctica, detoxificación iónica, homeopatía, ozonoterapia, magnetoterapia, iridología, reflexología, técnica reiki o curaciones milagrosas por espiritistas y pastores religiosos, entre otros, pertenecen estrictamente al campo de la magia. Otros procedimientos tienen alguna que otra indicación médica probada, pero los propulsores extienden sus ventajas más allá de lo establecido por expertos. Por ejemplo, la cámara hiperbárica ha demostrado servir para paliar la descompresión en los buzos, la embolia gaseosa, las intoxicaciones por monóxido de carbono o cianuro, las lesiones gangrenadas o necrotizantes o para salvar la vitalidad de los injertos de piel. Sus animadores, empero, la prescriben para una gran gama de entidades nosológicas de forma ilegítima. La quelación es otra de las grandes trampas en salud, ya que está solo avalada en pacientes con síntomas inducidos por la presencia de metales pesados (plomo, mercurio, cadmio, etc.) en la circulación sanguínea, pero sus mecenas la preconizan para enfermos de coronariopatía, esclerosis múltiple, autismo, vasculopatía periférica, Parkinson o Alzheimer. Provecho redondo.

Las medicinas antienvejecimiento constituyen, quizás, el mayor fraude de moda en la última década. Varios facultativos prescriben vitaminas, minerales, antioxidantes u hormonas esotéricas para incrementar la longevidad, con base en especulaciones metabólicas sin el debido aval científico correspondiente. Estos timos para prolongar la expectativa de vida no deben confundirse con las válidas estrategias utilizadas por geriatras serios para mejorar la calidad de las funciones biológicas en el anciano. Otro terreno de reciente controversia es el relativo al uso de células madre para tratar misceláneas patologías. Existen bancos privados que preservan sangre del cordón umbilical con el propósito de brindar beneficios posteriores ante la potencial ocurrencia futura de malignidades. La única condición aceptada de esta modalidad es para el manejo de algunos cánceres hematopoyéticos, afortunadamente infrecuentes (probabilidad de 1 x 10000). Todo lo concerniente a la administración de células madre atañe, por el momento, al ámbito experimental. Vender esperanzas a sujetos desesperados que sufren dolencias agobiantes, sin contar todavía con respaldo académico incuestionable sobre seguridad y eficacia, es una actitud deplorable.

Existen fuentes científicas confiables para asesorarse sobre fraudes en salud, entre las que se destacan: FDA Consumer Magazine, Merck Manual, QuackWatch, DentalWatch, National Council Against Health Fraud o Internet Health Pilot. Muchos médicos charlatanes han sido desenmascarados y algunos hasta encarcelados en el pasado por publicidad fraudulenta peligrosa sobre medicina alternativa o por fabricación de datos espurios antivacunas: Lorraine Day, Mehmet Oz, Andrew Wakefield, Robert Atkins, Robert Young, Michael Teplitsky, David Steenblock, Sergio Stagnaro, Russell Blaylock, David Eisenberg, Edmund Chein, Charles Anderson y hasta Deepak Chopra, entre otros famosos, se incluyen en la vergonzosa lista. Algunos de estos galenos han publicado varios libros considerados best sellers por su incauto público.

Urge que los anuncios y ejercicios engañosos en materia de salud sean regulados y penalizados a nivel ministerial. Es el Minsa el organismo rector que debe velar porque en Panamá se practique una medicina basada en evidencias y no en ganancias. La profesión hipocrática es una disciplina excelsa, que necesita de gente con vocación humanitaria y científica, dispuesta a ayudar al prójimo con transparencia, honestidad, compasión y apego a datos reproducibles. La única diferencia entre un galeno charlatán y un hechicero tribal es su cuenta bancaria. Todo lo demás es alquimia pura. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código