PUENTES DE COMUNICACIÓN

Conflicto social y recursos naturales: Orlando Acosta

En el año 2009 tuve la oportunidad de participar en la presentación del Plan de Conservación del Pacífico Occidental de Panamá (POP), ejercicio de planificación para la conservación de nuestro patrimonio natural. Este plan fue desarrollado por investigadores de The Nature Conservancy TNC, del Instituto de Investigaciones Tropicales STRI, en estrecha colaboración con la Autoridad de los Recursos Acuáticos (ARAP) y organizaciones de la sociedad civil. En esa ocasión compartí nuestra opinión sobre la necesidad de establecer puentes entre la investigación y las políticas de Estado. En la actual discusión de los proyectos mineros e hidroeléctricos en el oriente chiricano, considero oportuno volver a insistir.

“El POP contribuye al conocimiento para mejorar la conservación y al uso sostenible de los recursos marinos y costeros en el Pacífico panameño. Identifica las principales amenazas de origen humano que atentan con su continuidad. Contiene más de 455 islas en 4 archipiélagos y aproximadamente 2 mil 300 kilómetros de costa. Se extiende desde Punta Mala, en Azuero, hasta Punta Burica en Chiriquí y posee un posible endemismo inusual de corales y esponjas. Es una prioridad de conservación en toda Mesoamérica. El Parque Nacional Coiba es parte de este tesoro natural con un reconocimiento mundial por la UNESCO bajo la categoría de Patrimonio Mundial”. (La Prensa, diciembre de 2009).

En esa oportunidad afirmaba que la continuidad de esa riqueza biológica –de interés y carácter planetario– está amenazada por procesos de origen humano y por la débil organización de la administración del gobierno y distante de las políticas de Estado.

La clase política y la organización administrativa del Estado, que representan el poder en nuestra sociedad, tienen la responsabilidad de determinar las políticas para la conservación y continuidad de los recursos naturales en el contexto de la realidad actual, referencia para manejar el conflicto entre los habitantes originarios de las tierras del oriente de Chiriquí y el uso de los mismos.

En diciembre de 2009, el gobierno de los políticos panameños anunció la explotación del yacimiento de cobre más grande del mundo en cerro Colorado. Hoy, dos años más tarde, volvemos a recular y, decididamente, dejamos de apostar a la minería como opción de desarrollo, al menos dentro de lo territorios comarcales. El probable vertimiento de los lixiviados del procesamiento de beneficio de cobre en los ríos de Chiriquí y Veraguas parece no ser una amenaza para los mares del golfo de Chiriquí y de Montijo, por ahora. Esta no fue una decisión producto de un consenso sino martillada, a golpe y sangre, por la comunidad indígena en beneficio de todo Panamá. El grito y la sangre de “ñagare mina” quedará impregnado en la historia de este país.

Ahora, el tema del manejo de los recursos hídricos en los ríos de la comarca parece ser el eje del conflicto. Mis primeras memorias me hacen recordar a los grupos de indígenas que acampaban a orillas del río Risacua, en David, y en las riberas del Tabasará. La imagen de los fogones y de nuestros habitantes originarios alrededor de ellos alimentará mis memorias de niño, haciéndome hoy reflexionar, de adulto, que el río es la fuente de vida y escenario ancestral de nuestros pueblos y comunidades ngäbes. Esa memoria reciente y esa herencia ancestral merecen respeto.

El Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos 2010-2030 es un documento técnico preparado por la Autoridad Nacional del Ambiente (disponible en la web), formulado con apoyo de organismos internacionales y expertos locales, propone una estrategia integral de manejo de cuencas hidrográficas, en donde la intensidad de uso y manejo racional del agua de nuestros ríos es desarrollada y abordada.

En un contexto actual de fragilidad institucional y en ausencia de una política de conservación de los recursos naturales y bajo una óptica de desconocimiento de la diversidad cultural, social y económica de este país, la resolución del conflicto se polariza entre el interés ancestral de un grupo de habitantes originarios y los apetitos desmedidos de los políticos y empresarios de hoy.

El apego a los instrumentos técnicos y su referencia a los políticos y administradores que toman decisiones, será garantía de la conservación de los recursos naturales, no solo del Pacífico Occidental Panameño, sino de todas las fuentes de agua como se perfila en la estrategia de un Plan Nacional de Gestión Integrada de los Recursos Hídricos de Panamá, en una visión de largo plazo y en apego a lo técnico y respeto de la institucionalidad y al bienestar colectivo de Panamá y su gente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código