PODER CIUDADANO

´Constitución´, ¿leyenda urbana o realidad?: Miguel Zúñiga Vallarino

Se ha hablado durante años, por las calles de Panamá, de un libro que al parecer es muy importante. Se dice que contiene las normas esenciales del Estado panameño que confieren derechos y obligaciones a sus ciudadanos. Su finalidad, según lo que he escuchado, es crear un orden entre los habitantes del país. Es más, se comenta que un estado de derecho –como se hace llamar el nuestro– gira alrededor de este libro, su nombre es Constitución.

Me di a la tarea de buscarlo y no fue difícil de encontrar. Es más, hay uno en mi casa, a mano. Pasé la primera página y lo primero que encontré fue un preámbulo, en el que se establecen las razones por las que se creó este raro libro. Fue creado (y no quiero aburrirlos con esto) para fortalecer la Nación, garantizar la libertad, exaltar la dignidad humana, promover la justicia social, el bienestar general, asegurar la democracia y la estabilidad institucional. ¿Increíble, no?

Caí en cuenta, después de analizarlo con más detalle, que lo realmente increíble e inaudito no son las normas que consagra, sino el hecho de que contemos con un libro como este, que busca el bien mayor del país, y sin embargo no se respete ni se utilice de la manera adecuada.

Esta situación está volviéndome loco, ¿cómo es posible que no sigamos las normas de este libro? Da la impresión de que siguiéndolas tendríamos un país más justo y, tal vez, normal. ¿Quién no querría eso? No lo entiendo.

Culpo, por esta falta de sentido común, a nuestros dirigentes y a los diputados que crean leyes “basándose” en este conjunto de normas; a nuestros mandatarios, que año tras año las desobedecen o las mantienen guardadas en un cajón, olvidadas, y solo las sacan cuando les conviene. Pero culpo, por encima de todo, a nosotros, los ciudadanos, que nos quedamos callados con cada administración que pasa y que incumple, como si fuera parte de su plan de gobierno, lo establecido en la Constitución.

Es nuestro deber y derecho, como ciudadanos, exigir que se cumpla lo consagrado en la Constitución. No dejemos que unos pocos controlen a su placer el país, defendamos lo que nos pertenece y por lo que tanto hemos luchado.

Por último, quisiera dejarles una reflexión propia. Se pueden construir mil puentes y calles, 20 cintas costeras, 8 Metros, 5 corredores, pero lo que mantiene a este país no son las megaobras de infraestructura, la columna vertebral son las leyes, con la Constitución como base, además de las instituciones estatales. Si seguimos pasando por encima de estas dos, como lo estamos haciendo, no seremos más que un país sin rumbo, perdido, con un futuro incierto y probablemente catastrófico. Tenemos el poder para hacer que la Constitución deje de ser solo una leyenda urbana, es momento de transformarla en una realidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código