PROYECTO DE ESTADO

Corozal, el momento es ahora: Gilberto A. Pérez T.

El puerto de Corozal ha sido la primera propuesta concreta para que el país obtenga más beneficios del Canal de Panamá. Esta propuesta ha sido duramente atacada por Panama Ports Company, una empresa mezquina con Panamá, que en casi dos décadas solo ha pagado al país un millón de dólares en dividendos. Que además no ha sido transparente, al negar sus estados financieros a quienes públicamente se los han solicitado. Y como si fuera poco, gasta sumas impresionantes de dinero en publicidad local, cuando todos sus clientes están en el extranjero.

Al atacar el puerto de Corozal, el presidente ejecutivo de esta empresa ha tenido la desfachatez de reconocer públicamente que lo que a él le preocupa es su negocio, que teme perder clientela. Debería reconocer que prefiere eliminar la competencia antes que competir. Además, en materia económica, la competencia beneficia el mercado y la excelencia de los servicios capta mayor cantidad de clientes.

La dinámica del comercio, cada vez más competitivo, ha obligado a todos los agentes del mercado a adaptarse para seguir en el juego. Algunos ejemplos de ello son los ajustes que están haciendo los medios de comunicación desde el desarrollo del internet; las empresas de telecomunicaciones frente a la apertura a nuevos operadores; la industria y la agricultura frente a la apertura de los mercados. Y en este escenario retador vemos la posición patética de un operador portuario que prefiere bloquear un buen proyecto para el país, con argumentos absurdos, en lugar de prepararse para competir, como hace el resto del mundo.

Desde la inauguración del Canal ampliado, el país se enfrenta al reto de aumentar los beneficios de una inversión colosal e histórica. Los panameños no solo invertimos dinero modernizando el Canal, también invertimos la vida de varias generaciones que lograron una recuperación patrimonial, además del esfuerzo intelectual y físico que permitió la realización material del tercer juego de esclusas.

El Canal ampliado después de mucho esfuerzo funciona, y muy bien. Sin embargo, no podemos vivir eternamente embriagados por una sola victoria. Si nos sentamos a ver pasar los Neopanamax perderemos la oportunidad de obtener mayores retornos de nuestra inversión.

Despertemos. No podemos culpar a los colombianos, costarricenses y caribeños que desarrollan sus puertos y se preparan para crecer y beneficiarse de la ampliación del Canal de Panamá. La pregunta es, ¿qué hacemos nosotros para beneficiarnos de nuestra propia inversión y esfuerzos generacionales?

Si no ampliamos nuestra oferta y diversificamos el negocio, el Canal y toda la economía nacional que depende de él pueden ser impactados por la inestabilidad de los mercados financieros, de la baja en el precio del petróleo y por la agresividad comercial de actuales y nuevos competidores, por mencionar algunas de muchas amenazas.

Es el momento de ser más agresivos, como regentes de la ruta, para aumentar nuestras ofertas y servicios, pues el bajón actual es parte de la fluctuante economía y comercio del mundo. Y todo parece indicar que se avecinan nuevos procesos económicos que modificarán los esquemas actuales.

El Camino de Cruces y el ferrocarril perdieron vigencia, en su momento, por no actualizarse; la ampliación del Canal, que afortunadamente ya se ha concretado, y el puerto de Corozal son parte de las obras que deberán ir de la mano para mantener la vigencia de la ruta y de Panamá.

Recientemente, el presidente de Panama Ports tuvo el descaro de presentarse en un foro organizado por la Cámara de Comercio, frente a importantes empresarios de este país dijo, entre otras cosas, que no es el momento apropiado para invertir, debido al decrecimiento del comercio mundial. Pues, resulta que su criterio no es el mismo que su propia empresa aplica para invertir actualmente en México, ni el de todas las empresas operadoras de puertos que invierten en la región, para aprovechar las ventajas que ofrece el Canal ampliado. El destino del Canal de Panamá, de sus ingresos y de los ciudadanos, en general, no debe ser decidido ni dictado por una empresa acostumbrada a bloquear proyectos, tal como hizo hace una década con el megapuerto de Farfán. Tampoco lo decide un ejecutivo que en inglés nos dice qué se debe y qué no se debe hacer con el patrimonio canalero.

El puerto de Corozal y todas las nuevas oportunidades que genere la ampliación del Canal hay que aprovecharlas, en beneficio de todos los panameños. El momento es ahora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Francia desplaza a España FIFA anuncia cabezas de serie del sorteo para Rusia 2018

El sorteo de los grupos para la Copa del Mundo se realizará el 1 de diciembre en Moscú, Rusia.
AFP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

escribió una carta Temer dice que hay 'una conspiración' para sacarlo del poder en Brasil

El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas. El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas.
El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas. AFP/Archivo

El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó el lunes ser víctima de una conspiración para destituirlo urdida por el ...

tercer trimestre Netflix supera expectativas de suscripción y gasta cada vez más

El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente. El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente.
El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente. AP/Archivo

De Alemania a Brasil, Netflix Inc. arrasó en su campaña para crear una red de televisión global, anotando el mejor tercer ...