RECUPERAR LA CONFIANZA

Crisis en la política: Gerardo Castillo

La política está en crisis. Los políticos, en su mayoría, sobresalen en lo relacionado al tráfico de influencias, el nepotismo, corrupción y el interés de continuar en el poder; algunos aprovechan sus habilidades o conocimientos para beneficio personal. Realmente estamos escasos de líderes que sean ejemplo para la juventud y las próximas generaciones.

Esta crisis se produce por la falta de acuerdos entre los diferentes actores que defienden a toda costa sus propios intereses sin preocuparse por las clases más necesitadas. La única solución es actuar a la inversa, con el fortalecimiento. Cuando las instituciones se fortalezcan, el sistema se verá favorecido como un todo. Es preciso que nuestros países implementen reformas para recuperar la confianza en los sistemas políticos, económicos y sociales para construir una mejor sociedad.

La sociedad moderna exige dirigentes que sean coherentes en su pensamiento, cuyo actuar debe ser claro y transparente. Muchos políticos modernos han defraudado al pueblo con actos de corrupción. Sin embargo pregonan las buenas costumbres en público, demostrando a todas luces una falta de moralidad.

Toda actividad política debe enmarcarse en el bien común –no de manera cuantitativa en los bienes individuales– para contribuir a mejorar las condiciones de vida de los más necesitados que son la mayoría, de tal manera que podamos vivir como personas libres y disfrutar de la naturaleza la economía y la cultura.

La corrupción es un mal generalizado que muchas veces se produce por la falta de ese compromiso con el pueblo y de la aplicación correcta de la moral en la vida política; la ausencia de autenticidad en sus actores es un problema que debe ser superado en la sociedad. Ellos deben actuar con una nueva mentalidad y adquirir compromisos serios con el pueblo y una formación integral.

La política es parte de la ética especializada, que debe estar al servicio del bien común. El poder legislativo es uno de los órganos principales de la democracia, pero él no deberá aprobar leyes contrarias a la naturaleza, ya que el objetivo de estas es la moralidad, para conservar el bienestar del pueblo y cumplir con el derecho natural, tampoco deberán beneficiarse ellos mismos.

Toda sociedad política necesita de una estructura moral integral para sobrevivir y expresarse, que brinde seguridad a todos por igual, evite los robos y crímenes, dé ejemplo de una buena administración de los bienes del pueblo sin derrocharlos y administrarlos con austeridad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código