EDUCACIÓN

¿Cuántas semanas tiene un mes?: Milvia Patiño de Vega

El título de este artículo no es fortuito, es una de las preguntas que me hicieron este semestre varios de mis estudiantes del curso de ciencias naturales e ilustra los escasos conocimientos científicos que poseen un gran porcentaje de la población estudiantil panameña. Esto es más preocupante si consideramos que ellos serán los futuros docentes de primaria, y si las instituciones –llámese universidades– encargadas de la formación de los docentes hacen oídos sordos ante esta realidad.

Los antecedentes mostrados en el Informe McKinsey acerca de los logros obtenidos por países como Finlandia, Singapur y Japón nos dice que los sistemas educativos más eficaces, medidos en función del desempeño del alumno, se basan en la formación apropiada del docente y en un cambio de enfoque de la enseñanza. Se menciona que la mejora en la formación del educador empieza por la selección de los mejores alumnos de bachillerato, aunque creo que eso no es una condición sine qua non. Basta una capacitación previa que unifique o provea los mínimos requerimientos cognitivos de los que ingresan a las facultades de educación, para mejorar los rendimientos académicos en aquellas áreas de ciencias naturales y matemáticas.

Las ciencias suelen causar temor, porque algunos de sus objetos de estudio requieren hacer abstracciones, pero una primera descripción del mundo no necesita de ecuaciones, lenguaje especial ni magia. Requiere solo de curiosidad, observación y uso de los sentidos de los alumnos, y de maestros con capacidad de provocar su curiosidad y guiarlos para que obtengan respuestas. No basta aprender técnicas o herramientas metodológicas ni hacer “murales” ni decorar los cuadernos, hay que aprender aritmética, redacción y conocimientos elementales de ciencias naturales.

Le respondí con una pregunta a mis estudiantes (el 50% es indígena ngäbe), ¿ustedes usaban calculadora en la primaria? Uno me respondió, sin pena: “Nosotros no usabamos, tú me puedes enseñar cómo se divide por 1000”. Ese alumno no tiene miedo de aprender, tuvo la mala suerte de tener maestros que no podían transmitir lo que ellos no conocían. Romper ese círculo de pobreza cognitiva en solo un semestre, es el gran reto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código