PREVENCIÓN

Dengue, una enfermedad mediática: Xavier Sáez-Llorens

Debemos aceptar que gran parte de nuestra sociedad es inculta e iletrada. El panameño promedio no lee y ha recibido una educación pública de pobre calidad. Si mantiene apagada la TV local, vivirá sin información. Si la enciende, vivirá desinformado. Tristemente, el nivel de conocimiento de la población es directamente proporcional al grado de alfabetización de los reporteros. Salvo excepciones ilustres, el panorama resulta desalentador. Los directores de medios buscan ratings sin importar lo que transmiten. Su objetivo es ganar dinero. Los periodistas buscan protagonismo generando crisis, aunque no exista. Su objetivo es incrementar comisiones, figurar como analistas políticos o aspirar a cargos en el Gobierno.

Como apuntaba el escritor argentino Arturo Jauretche, “la libertad de expresión es solo una máscara de la libertad de empresa”. A mi juicio, el papel principal de los medios debería ser causar pánico en los gobernantes y preocupación en los ciudadanos. En este país, empero, ocurre justamente a la inversa. La infección hospitalaria por KPC tuvo un horroroso manejo mediático, aunque algunos cronistas irresponsables siguen convencidos, por orgullo o ineptitud, de que actuaron bien. Más deplorable aún fue la bochornosa actitud de varios galenos, anteponiendo lóbregas agendas a décadas de estudio. Lamentablemente, el daño ha sido abismalmente superior al beneficio. El dengue, por el contrario, requiere una participación contundente y constante de los recursos escritos, radiales y televisivos. Desde esta columna, deseo contribuir a que la información vertida a la población sea, esta vez, correcta y actualizada.

La culpa principal del cúmulo temporal de casos severos de dengue observado en las últimas semanas reside en los deficitarios hábitos higiénicos de los istmeños. Si bien es cierto que las autoridades del Minsa deben ejercer una estrategia persistente en prevención, la intensificación de la enfermedad se debe a los elevados índices de infestación del mosquito Aedes en comunidades populosas y a la enorme cantidad de criaderos en los vecindarios. Si a esto agregamos la circulación concomitante de varios serotipos del virus, la mesa está servida para que la infección cause estragos. Las fumigaciones tienen muy poco impacto en la mitigación del agente causal porque solo diezman transitoriamente al mosquito adulto, sin alterar la evolución de las larvas en su fase acuática. La hembra es el insecto que transmite el virus a un ser humano susceptible. Esta solo tiene entre 15-30 días de vida, pero deposita huevos en dos y tres ocasiones como promedio. Cada desove puede resultar en 140 huevos. Es decir, por cada mosquito que muere hay al menos 300 larvas que nacen, particularmente en los meses más lluviosos. Por tanto, la prevención dependerá de aniquilar los insectos adultos y paralelamente erradicar los potenciales criaderos.

Hace cinco años cambió la clasificación de esta enfermedad a nivel mundial. Ya no se habla de forma clásica y variedad hemorrágica, sino de dengue y dengue grave. El dengue, a su vez, se divide según la ausencia o presencia de signos de alarma. Esta nueva nomenclatura facilita la sospecha rápida de la infección, por métodos clínicos, ayuda a anticipar el progreso hacia estadios severos y propicia un tratamiento oportuno. Antes, el médico basaba su diagnóstico en pruebas de laboratorio, lo que en muchas ocasiones resultaba en demora para actuar de manera eficaz. Lo más importante para el público es saber identificar los signos de alarma. Estos usualmente aparecen después de los primeros tres días de fiebre elevada, dolores osteomusculares, vómitos esporádicos, dolor de cabeza (detrás de los ojos) y manchas rojas en cuerpo. En este período inicial, solo basta tomar antitérmicos (paracetamol) y abundantes líquidos orales. Entre el 4-6 día de enfermedad, al caer la temperatura corporal, hay que estar alerta al desarrollo de dolor abdominal intenso y persistente, vómitos a repetición, hinchazón de extremidades (edema), irritabilidad, desorientación, sangrados por piel, orina, nariz, heces o encías, menstruación excesiva y dificultad para respirar. Ante la aparición de estas manifestaciones, el paciente debe buscar atención médica y practicarse un examen simple de laboratorio para conocer hematocrito y plaquetas. En este momento, el médico decidirá si el individuo afectado requiere hospitalización y cuidado intensivo. Especial cuidado debe prestarse a personas con factores de riesgo como embarazo, senilidad, edad menor de dos años o patologías crónicas subyacentes.

El dengue reapareció en nuestro territorio hace dos décadas y seguirá presente indefinidamente. Mientras esperamos una vacuna (4-5 años más), todos debemos cooperar con las medidas preventivas. Panamá había escapado a los brotes de enfermedad grave que ocurren anualmente en casi toda América Latina, pero este inexplicable fenómeno parece ya ser cosa del pasado. Si no hacemos algo enérgico, las muertes ya no podrán ser contadas con los dedos de la mano. Debo felicitar a los doctores Jorge Hassán, de la Región Metropolitana y Algis Torres, de San Miguelito, por su esfuerzo titánico para controlar la proliferación del mosquito y sus albergues. Mención especial también a la campaña del alcalde Bosco Vallarino. No creo mucho en la eficacia de medidas punitivas para los que no cumplen disposiciones jerárquicas, pero si esto sigue así, multas y detenciones serían bienvenidas. Como apuntaba el poeta bengalí Rabindranath Tagore: “Qué fácil es empujar a la gente... Pero qué difícil guiarla”.

twitter: @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código