GOBIERNO

Despilfarros y sobrecostos: Luis Ernesto Ramírez Castillo

Al parecer, nuestro país se está desbocando hacia una situación un poco peligrosa. Los politiqueros hacen mucho alarde de que son bonachones con el pueblo, porque les regalan una bolsa de comida, un bloque o una hoja de zinc, o subsidian el bus, el gas o hacen obras para el pueblo.

Pero en este alarde se invierten fondos del Estado, como quien dice, echándolos a un pozo sin fondo, porque no se emplean de forma productiva para que retribuya ingresos y aumente la riquezas del país ni generan entradas a quienes los reciben –como un salario, por ejemplo– o que proyecte desarrollo hacia el futuro. El gasto que se hace en bolsas de comida, es “pan para hoy y hambre para mañana”. Es una simple fórmula engañosa para engatusar a los electores ingenuos, es un acto miserable de misericordia cínica para burlarse de la gente pobre, no se trata de un proyecto para el desarrollo ni del país ni del que recibe la bolsa miserable. Es más bien una pérdida para el Estado.

Igual ocurre con los proyectos y megaproyectos en los que se han invertido excesivamente los dineros del Estado. Una carretera puede ser una obra para el desarrollo, pero no significa que es el desarrollo mismo, porque mucha gente queda al margen de ella. En este caso la mayor parte de las comunidades campesinas e indígenas en donde no se construyen vías, y no cuentan con electricidad, agua potable ni buena educación.

Todo este despilfarro no significa desarrollo. Puede que así sea para los que se llevan las coimas y gabelas de los buenos negociados, pero para el pueblo y el futuro del país significa una inmolación. Todo ese dinero que se invierte en bolsas de comida, proyectos y megaproyectos, con sobrecostos, engrosa la deuda externa, lo que a la postre se convertirá en un suplicio, como ya se ve en la actualidad, porque para pagarla tendrán que aumentar los impuestos, el costo de la canasta básica, la luz, el agua, etcétera.

Como este despilfarro no genera ingresos y los megaproyectos son solo gastos y coimas, entonces no hay forma de pagar la deuda más que sacrificando la vida decorosa de la población, aumentando la pobreza y el desempleo (cuando no haya más megaobras por construir). Además, por la falta de dinero no se le puede dar mantenimiento a las escuelas, hospitales, bienes y programas sociales.

Nuestros “estadistas” practican una política chabacana, clientelista y de negociados. Solo ven el presente que les produce dinero para su bolsillo, con ironía y el cinismo politiquero, pero no tienen frente para ver más allá de cara al futuro de la patria. Se sacian de hacer jugadas al Estado con los negociados (caso Patria Portugal), sin pensar que eso, a la larga, los golpeará, como el que escupe para el cielo. Hacer tantas obras, sin que estas generen ingresos, es aumentar la presión que ha de estallar en algún momento.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código