MEJORAR LA ATENCIÓN SALUD

Dignidad en la enfermedad, vejez y muerte: Adela Del C. López M.

La vida nos enseña que de la enfermedad, vejez y muerte no se escapa ningún ser vivo y que debemos aceptar estas tres realidades de forma natural.

La vejez ojalá y nos llegué a todos para tener esa experiencia de una larga vida, llena de alegrías, sufrimientos, retos, amores, amigos, familia, creencias, estudios, trabajo, en fin, todo aquello que nos ayude a crecer, como seres humanos.

La enfermedad nos acompaña siempre, desde un simple resfriado hasta los más complicados diagnósticos jamás vistos. Es con ella, con esta señora, que nos recuerda que somos mortales y que en cualquier momento podemos ser “llamados”, con quien me quiero quedar, para que hagamos unas pequeñas reflexiones. Si bien es cierto que la enfermedad, la vejez y la muerte nos acompañan, no es menos cierto que la hermosa existencia que tenemos la debemos vivir con dignidad –dignidad que no conoce términos medios–. ¡Es o no es!

Los invito a que hagamos un recorrido por la sala de urgencias del Hospital de la Caja de Seguro Social (CSS) y veamos –en vivo y en directo– el infierno, y que seamos testigos del espantoso sufrimiento de los “asegurados”, parecido al que deben tener los soldados en la batalla, pero con la desgracia de que no están muriendo por la patria, sino que mueren debido al desinterés, desgano y mediocridad de un sistema que no funciona y por el que, para rematar, se paga mensualmente.

Algunas cosas en la vida duelen hasta la médula y esta es una de ellas. ¿Ustedes creen que es digno que una persona que toda la vida ha pagado su seguro social sea tratado como un mendigo cuando esté enfermo? (ojo, los mendigos tampoco merecen ser maltratados). No importa la edad que tenga, ni de cuánto han sido sus cuotas ni su condición socioeconómica, la historia es la misma.

¿Es digno que el Hospital de la CSS parezca un hospital en plena guerra, con soldados heridos (muchos de gravedad) en los pasillos, esperando que por la gracia de Dios alguien se muera o le den de alta y pueda ocupar la tan apetecida cama? Es gente que vive en nuestro país, trabajadora, buenos o malos, felices o infelices, ¿qué sé yo?

Son, simplemente, seres humanos que han pagado su cuota de atención toda la vida y tienen que esperar un día o dos o más en una silla –si es que encuentran una– a modo de cama.

Alguien me puede explicar ¿qué significa “humanizándose”? Si significa cumplir con nuestro deber, como seres humanos, estamos muy lejos de ese sueño, porque la bondad, el cariño, el profesionalismo, el deseo de servir a los demás, la mano amiga que consuela en mitad del dolor de la enfermedad, no la vi. Vi a mucho personal extenuado, sin ganas de atender a nadie, con una frialdad ante el dolor ajeno, muy lejos de la “humanización”.

¿Es digno que un asegurado que llega a la CSS sintiendo que se muere, tenga que esperar más de seis horas para que lo atiendan? La excusa de los mediocres de siempre. “Usted no es el único paciente”. Sería más honesto, desde un inicio, preguntar: “señor, ¿usted cree que puede ir a gastar unos cuantos miles en una clínica privada?, porque la verdad nosotros no somos capaces de atenderle como se merece”. Decir esto sería más honesto.

Por otro lado, ¿es digno que una persona, porque está enferma o tenga muchos añitos, pueda gritar groserías en una sala? Es cierto que las pepitas en la lengua se pierden con los años, pero eso no nos da derecho. Un poco de comprensión y respeto hacia los otros enfermos, sus acompañantes y el personal que labora en el hospital es imprescindible, y la cortesía es una herramienta valiosa que ayuda a que todo marche mejor, a pesar del dantesco escenario.

La medicina es un sacerdocio. Cuando una persona es atendida por un profesional de la salud, con cariño, su sola presencia alivia los males del enfermo y su familia; tiene ese don de crear confianza, respeto y admiración casi de inmediato. Y uno no recuerda el precio del tratamiento, recuerda y agradece que está vivo, gracias a esos profesionales e incluso si se muere, los familiares dicen: “Ahí, pero sus últimos días fueron tan bien atendidos que no sé cómo agradecerles”.

¿Por qué no estudiamos cómo son los sistemas de salud en los países de primer mundo y tratamos de hacer una adaptación en nuestro medio…? Ya sé…, dirán que no somos belgas ni suizos. Eso es cierto, pero tampoco somos gringos y nos la jugamos y sacamos adelante el Canal de Panamá.

Panamá es un país hermoso, divertido, cuyos ciudadanos aprenden, aceptan retos y le demuestra a sus gobernantes que si no se portan bien, entonces, en las próximas elecciones –por castigo– su partido no se reelegirá, aunque tengan el mejor de los candidatos.

Amo a mi país, con sus aciertos, desaciertos y a pesar de sus gobernantes, lo amo; pero pienso que es tiempo de que seamos tratados dignamente, que busquemos a los más capaces. Si no están aquí, traigámoslos, pero arreglemos el sistema del Seguro Social. Es una necesidad tan grande e inminente, como era la ampliación del Canal.

¡Podemos hacerlo, solo lo tenemos que querer!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Copa Airlines y trabajadores no llegaron a un acuerdo.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Juegos Bolivarianos 'Esta medalla significa mucho sacrificio', Carolena Carstens

La panameña Carstens muestra su presea.
Cortesía/Pandeportes

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Carolena Carstens, oro en bolivarianos

Carolena Carstens, oro en bolivarianos Carolena Carstens, oro en bolivarianos Vídeo
Carolena Carstens, oro en bolivarianos

Carolena Carstens es la primera panameña que gana oro en los Juegos Bolivarianos 2017, que se realizan en Colombia.

2017 'La Prensa' gana premio como mejor sitio web informativo en Premios Excelencia

Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio
Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio LA PRENSA

La Prensa ganó la noche de este jueves 23 de noviembre la categoría de mejor sitio web informativo en los Premios Excelencia ...