EJEMPLOS

Equilibrio en autocracia, ¿lo que se desea?: Miguel A. Erroz G.

Es asombroso que a John F. Nash, alguien mentalmente enfermo y quien por décadas estuvo al margen de la sociedad, le fuera otorgado el premio Nobel. Este asombro es superado por la grandeza de su contribución al campo matemático llamado Game Theory (Teoría de los juegos), que modela la dinámica competitiva entre humanos.

Su aporte es valioso, pues revolucionó la habilidad de amoldar científicamente la conducta humana. Algo que aplica a la política. Nash posibilitó analizar situaciones competitivas estratégicas. Probó que estas interacciones tienen al menos un punto de equilibrio que se alcanza cuando ninguna de las partes puede incrementar sus beneficios al cambiar, unilateralmente, de estrategia. Es necesario ilustrarlo: imagina que eres el único vendedor de carne en palito en una visitada playa un kilómetro de largo. Eliges situarte en el centro de la playa, para minimizar la distancia que el cliente promedio necesitará caminar. Al siguiente día aparece Tito, otro vendedor de carne en palito. Concuerdan dividirse la playa en secciones de igual largo. Para asegurar que los clientes no tengan que caminar muy lejos, cada uno se instala en el medio de su sección. Este arreglo es una solución socialmente óptima, pues un mayor número de playeros consumirá gracias a una caminata más corta, pero –como será explicado a continuación– está en desequilibrio porque cada vendedor puede obtener ventaja a costa del otro.

Al día siguiente tú percibes que Tito se ha movido al centro de la playa, lo que ocasiona que los clientes en su sección caminen a él, el vendedor más cercano; pero también llegan hasta él la mitad de los playeros de tu sección situados entre ambos. Al cuarto día Tito se mueve a tu sección, a solo 10 metros de ti, logrando capturar tres-cuartos de la playa (cuyos playeros caminarán hacia él, el más cercano). Para recuperar clientes, en la primera oportunidad tú te mueves 10 metros más hacia el centro de la playa, y luego él se moverá 10 más que tú. Esto sigue hasta que llegan al centro, espalda con espalda. Sin poder mejorar sus posiciones habrán alcanzado su equilibrio Nash (socialmente sub-óptimo: menor consumo).

Un equilibrio Nash casi nunca beneficiará a todos por igual, pero los agentes no cesarán de implementar estrategias personales ventajosas hasta llegar a él, sin excepción, así sea una carrera hacia el fondo. Distintos sistemas tienen diferentes puntos de equilibrios Nash, situados lejos o cerca de lo socialmente óptimo. Esto aplica a los gobiernos. Lo ideal sería que los políticos rechazaran el clientelismo y no coaccionaran a los funcionarios para que actuasen con imparcialidad, pero la realidad es que aquí la estrategia ganadora es la opuesta. Solo hace falta que un político practique el clientelismo y gane ventaja sobre sus oponentes, para que estos se vean obligados a involucrarse en lo mismo y mantenerse competitivos. Los donantes se exponen al mismo dilema. La rivalidad obliga a cada uno a superar al otro, hasta llegar a su equilibrio Nash: la autocracia.

Game Theory prueba científicamente que promover la participación de individuos “honrados” y valores fallará en frenar el descenso hacia la autocracia. Con tantos agentes, siempre habrá algunos que decidirán emplear el clientelismo si pueden. Incluso si todos lo objetan, habrá algunos que percibirán que otros lo emplean, precipitando su propio uso para competir. El resultado es que no participar del clientelismo sitúa al político y a sus partidarios en grave desventaja. En cada ronda, la rivalidad los obliga a emplear actividades más perniciosas que las de la competencia, y quien no esté dispuesto, se descarta. Esto junto a otras variables hará que al final reine (en los partidos y el país) el grupo más hipócrita y con menos escrúpulos. La desafortunada realidad es que el avance hacia el equilibrio Nash es inevitable, así todos sean decentes, y en ningún lugar todos lo son.

La solución se basa en modificar el juego (el sistema y sus incentivos naturales), no al jugador. Game Theory ofrece herramientas para analizar cómo ciertos cambios al sistema mejorarían o empeorarían los resultados. Es necesario cerciorarse que la nueva estrategia dominante relocalice el centro de equilibrio Nash en lo socialmente deseable. ¿Qué reformas se pueden instituir para lograr esto? Modificar la Constitución para eliminar la concentración de poder en el Ejecutivo, por ejemplo, que no le permita nombrar, promover o remover jueces, fiscales y otros reguladores. Sin herramientas coercitivas sobre los funcionarios, el clientelismo cesa de ser una estrategia viable. Cautela, los políticos que obtienen sus posiciones valiéndose del clientelismo no realizarán tales reformas.

Los decentes, que son la mayoría, deben analizar esta realidad y rechazar soluciones intuitivas sin fundamento. Sus energías serán infinitamente más eficaces siendo enfocadas en modificar el sistema gubernamental.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código