TEMA PRIORITARIO

Exclusión de la crisis urbana en la campaña: Álvaro González Clare

Más de la mitad de la población de la República vive en el área metropolitana de Panamá, que se extiende desde Capira hasta Chepo, donde se concentra el Canal interoceánico, el centro comercial e industrial, las zonas francas, el Gobierno, el aeropuerto de Tocumen, los planteles académicos y que genera más del 80% del PIB. Sin embargo, ninguno de los candidatos presidenciales en la campaña electoral de 2014 incluye, entre sus propuestas y promesas, a la ciudad como un tema prioritario para captar votos en la preferencia de los electores.

Hablan y proponen resolver temas cajoneros como la canasta básica, seguridad, salud y educación, pero no aparece en sus agendas una sola palabra sobre “la ciudad”, desconociendo la raíz misma del origen donde se generan todos los problemas que, curiosamente, pretenden resolverle a la ciudadanía.

Nuestro sistema político por mandato constitucional le da al Presidente tanta autoridad y competencia que para los efectos lo convierten en el alcalde capitalino, relegando a los municipios a segundo plano, otorgándole funciones de menor importancia en el manejo urbano, como administrar parques, jardines, cementerios, fiestas y excluyendo recientemente la recolección, tratamiento y desecho de la basura. Para fines prácticos, el gabinete ministerial y el Presidente tienen toda la responsabilidad en el asunto urbano. Es por esta misma razón que debe preocuparnos la ausencia de interés de los candidatos en el problema en esta campaña electoral.

Si no hay propuestas y promesas de campaña para resolver la crisis en la ciudad, menos podremos esperar que el candidato elegido en 2014 se interese en arreglar la grave situación que vivimos en el área metropolitana. Para poner en contexto la importancia de lo indicado y reconocer la actualidad urbana, hay que que mencionar que el Gobierno de Martinelli ha construido, en un quinquenio, proyectos pendientes desde varias administraciones anteriores, como el Metro Bus, la línea 1 del Metro, el plan de vialidad, hospitales, mercados de abasto, etc.

Sin embargo, la suma de todos estos proyectos no resuelve la crisis per se, porque su inclusión no fue puesta en un contexto integral y solo servirán para paliar por un rato la crisis. Aliviar parcialmente el problema del transporte público, vialidad e incluso la construcción de viviendas económicas (plan de Curundú) no resuelve el problema. La crisis es mucho más profunda, porque la suma de los proyectos de infraestructura, transporte y vivienda no generará la solución hasta tanto no se planifique y apliquen los planes, efectiva e integralmente.

Si los estrategas de las campañas de los candidatos, incluyendo a los alcaldes en el área metropolitana, no toman en cuenta el tema urbano ni valoran con sensibilidad la gravedad de la situación que viven los ciudadanos a diario, se seguirán equivocando. Esta crisis debe ser considerada al mismo nivel de importancia que se consideran los problemas cajoneros que escuchamos en sus discursos y vemos en toda la publicidad electoral que nos presentan en sus campañas.

Para no pecar de pasionista técnico en la materia o exagerado, señalo que la solución del problema urbano tiene incidencia directa en el alivio de la canasta básica, la seguridad y la educación. Una ciudad ordenada y bien planificada debe dar solución integral y ofrece mejor movilidad peatonal y de transporte, al reducir las distancias entre los centros de trabajo y casas, por lo tanto, debería disminuir la marginalidad social. La reducción del tiempo en la traslado de los ciudadanos e incluso del número de viajes redundaría en el costo del transporte de los bienes de consumo y mercaderías, abaratando los precios y aumentando el tiempo libre de los ciudadanos, que podría invertirse en estudios, recreación, descanso o para compartir en familia. Esto mejoraría su calidad de vida y bienestar. La reducción de la marginalidad, integrando a los ciudadanos, no por jerarquías económicas sino por relación de distancia a los centros desarrollados, a través del transporte público, ayudaría a una mejora sustantiva de la seguridad local.

Seguir ignorando el tema es un error de las campañas presidenciales, solo comprensible por la banalidad con que se trata y mide el proselitismo o por mero desconocimiento del problema. Es imperdonable que los ciudadanos que sufrimos las consecuencias de la crisis y gremios técnicos como la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, el Instituto Panameño de Arquitectura y Urbanismo y las facultades de arquitectura aceptemos la indiferencia o ignorancia de los candidatos. Tenemos que demandar la inclusión de este tema en debate, propuestas y promesas de campaña.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código