GOBERNANTES

Exijo una nueva clase política: Manuel G. Burgos V.

Han transcurrido 23 años desde que, por el sacrificio y esfuerzo de una generación comprometida con un profundo cambio, nuestro país inició el camino hacia un modelo político basado en la voluntad de las mayorías. A pesar de los altos costos en vidas, heridos, traumas y pérdidas económicas, esa generación de panameños y panameñas estaba clara en lo que quería: un país de justicia, libertad y equidad. Entendíamos que una nueva clase política debía forjarse bajo estos principios y valores.

Para la mayoría de la población que se tomó las calles y abarrotó cárceles y cementerios, sin distinción política, social o étnica, la acción iba va más allá de desplazar a Noriega o de querer asaltar el poder para continuar con lo mismo, iba más allá de querer regresar a las condiciones que imperaban antes de octubre de 1968. Tampoco queríamos que los mismos comerciantes y agentes financieros que lucraron con la necesidad y el dolor, comprando salarios y bienes a precios de remate durante la crisis, accedieran al poder para terminar de despojarnos de las riquezas, cultura, identidad y hasta de nuestra nacionalidad.

No pretendíamos ser los mismos tontos útiles que sacrificáramos vidas por establecer un solo territorio nacional, por rescatar el Canal, por devolver la democracia; para que al final una elite de plutócratas en alianza con oportunistas en 23 años fuera alejándonos de nuestro ideal de democracia y nación, para entregarnos a intereses foráneos.

Próximos a un nuevo proceso electoral, y en medio de una situación política que me molesta, porque dista de lo que deseo como país, quiero exigirles a los políticos, de todos los partidos, que hagan un alto en el mal ejercicio de ese arte y en vez de usarla para sembrar mentiras y corrupción, la usen para promover justicia, la transparencia y la eficiencia en la administración pública.

Queremos un país dirigido por políticos que den prioridad al bienestar de todos, que salvaguarden nuestro territorio, que promuevan que los recursos y bienes del Estado sean para satisfacer las necesidades de los panameños y se comprometan a mantener un territorio soberano, donde ondee una sola bandera, la nuestra.

Exijo que quienes pretendan aspirar a algún cargo público, se ajusten a esta definición de la nueva clase política: debe ser un agente de cambio, basado en valores, que asume el desafío de ingresar al plano de la gestión pública, para enfrentar con una profunda visión estratégica, el reto de optimizar, el uso y distribución, de los recursos limitados del Estado; mediante una administración eficiente y transparente de los mismos, generando proyectos de alto impacto positivo en la calidad de vida y el bienestar de la colectividad; para lo cual procura tomar decisiones sobre datos e información que constituyan evidencias de carácter cuantitativo y cualitativo surgidas de un proceso constante de consulta de su gestión, con la población y del monitoreo de cambios en el entorno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código