EDUCACIÓN Y CULTURA

Globos navideños, barbarie y anarquía en la cinta costera: Orlando Acosta

Las fiestas navideñas del año 2011 en la capital del país terminan con un reflejo que deja en evidencia una sociedad primitiva y bárbara, incapaz de discernir la ficción de la realidad.

Una sociedad violenta, cruel e incompasible que atenta contra la dignidad propia y colectiva; que arrastrada por las calles de la ciudad, se mostró confundida y obnubilada por las luces de quimeras políticas.

Panamá fue el escenario de una avalancha del populacho ávido de circo y de gobernantes dispuestos a dárselo; con capacidad de disfrazar la farsa de diciembre con besos y saludos de políticos de dudoso compromiso social. Pero, al espectáculo se le sumó el vandalismo, que afectó los bienes comunes, y la incapacidad de la Policía Nacional en el manejo de multitudes. Lo más irreal es la negación de la verdad y no reconocer la condición de deterioro y desarticulación social en que estamos inmersos.

Todo comenzó con el anuncio de un espectáculo de globos “como en otros países”, con ello se buscaba embobar al pueblo –bajo el embrujo de la Navidad– para alejarnos de la reflexión necesaria frente a los escándalos que se han dado con la venta de tierras y la compra de radares de seguridad, bajo dudosos criterios de transparencia.

El teatro de helio y su financiamiento se suma a las oscuras nubes de las donaciones privadas para la elección de los políticos que nos gobiernan. El desfile “nunca visto” se organizó, sin medidas de seguridad, sin rutas de evacuación, sin la provisión de infraestructura de servicios para aliviar las vejigas y contener la basura que generó la multitud que se abalanzó, sin control, a las calles del “Dubái de las Américas”, bajo la ilusión de un espectáculo navideño.

No hubo ley ni orden en las calles de Panamá, el pasado 26 de diciembre, dejando en evidencia el estado de anarquía que prosperó y que culminó la mañana siguiente con el extravío del niño Jesús en la cinta costera: suceso que coronó, como óbice, la distorsión del origen de la celebración.

Todo lo anterior deja en epifanía –y no precisamente divina– la existencia de varios Panamá y de los resultados que se obtienen cuando todos confluyen en un mismo espacio y tiempo.

El Panamá bárbaro y anárquico quedó registrado en los noticieros matutinos, en las noticias que se publicaron en los diarios, en los señalamientos de los comentaristas radiales, en la visión de los políticos, en las declaraciones de las autoridades y en las letras de otros, como yo, que se dedican a escribir y mirar, con horror, al espejo de la sociedad a la que pertenecemos.

Siempre he dicho que Panamá somos todos, que la gente somos nosotros mismos y que la posibilidad del cambio, también, está en nosotros y en la educación como instrumento del cambio. Educación que nuestra sociedad es capaz de articular y de ofrecer.

La falta de educación y cultura se encuentra en la ausencia de museos, en las plazas y en los parques. Está ausente en la promoción de la pintura, de la danza y el teatro como expresión de las artes.

La educación está en valorar lo local frente a lo universal, y no hablo, precisamente, del “cutarrismo” homogeneizador de las expresiones folclóricas que no ve más allá del tamborito, de la saloma y las reinas de Carnaval. Falta una propuesta integral de cultura, educación y conocimiento para elevarnos desde el estado de una sociedad primitiva y anárquica, en la que estamos ahogados, hacia una educada, integral y universal.

Falta una propuesta de educación y cultura con la que los políticos, los empresarios, los diputados y todos los actores articulen una propuesta generosa, profunda y comprometida, más allá de la liviandad de globos que en sus estallidos ruidosos solo dejan vergüenza, basura y soledad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código