SALUD

El ION, en la mira: Victoriano Rodríguez Santos

Cuando un Gobierno no escucha a su pueblo tiende a cometer los mismos errores del pasado y en mayor proporción. Por ejemplo, el abuso de poder de la administración anterior dejó huellas imborrables que la actual y las futuras jamás podrán borrar, mucho menos si mantienen la misma política de desoír al pueblo. Así, personas de mentes retorcidas, corroídas por la avaricia y la delincuencia, maquinaron ideas perversas con el insano propósito de engañar a los incautos. Entre tantos proyectos y falacias se motivó la construcción de edificios hospitalarios, entre ellos el Instituto Oncológico Nacional (ION).

Es importante recordar que los terrenos y la concepción de un hospital en las faldas del cerro Ancón provino de la Compañía del Canal Francés, que lo construyó, en 1876, como el primer y más moderno hospital equipado en el trópico en su momento. Su costo fue de 500 millones de francos y se inauguró el 12 de septiembre 1882. El edificio era de madera y se llamó Nuestra Señora del Canal, también conocido como el Hospital de Ancón.

En 1915 fue reconstruido con hormigón, y para 1928 cambió su nombre a Gorgas Hospital, en honor al general del Ejército y médico estadounidense William C. Gorgas. Las instalaciones de este nosocomio cubrían los edificios que hoy utilizan la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Ministerio de Salud (Minsa).

Las instalaciones en que funciona el ION representan el mejor y mayor beneficio para la atención de pacientes, por su punto estratégico equidistante de todas las áreas del país para quienes viajan por carretera, sea del interior, Darién, Colón o la propia área metropolitana, así como para los que viajan por avión, gracias a la cercanía al aeropuerto de Albrook.

Es el área más céntrica y ventajosa para llegar desde cualquier punto de la república, pero sus instalaciones se están quedando chicas por una mala decisión del presidente Guillermo Endara, quien en su mandato entregó edificios a la CSJ y al Minsa, reduciendo así el espacio que hoy ocupa el ION. Todos esos edificios estaban acondicionados para atención de pacientes, por lo que ahora no es conveniente construir ni mover al ION a otras áreas. Por el contrario, lo mejor sería desalojar a la CSJ y reubicarla en una ciudad judicial, y al Minsa a otra área del Canal, y adecuar las instalaciones en lo que otrora fue el Hospital Gorgas.

Si el ION es accesible para los pacientes que vienen desde cualquier punto del país y si más del 90% de ellos son pobres o de clase media, entonces, ¿por qué mudarlo? ¿No sería más factible trasladar las otras dos instituciones y readecuar sus edificios para el ION? ¿También desatenderá a su pueblo el actual gobierno? ¡Dios te salve, Panamá!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código