EJERCER LA MEDICINA

Internado, formación y servicio

El internado médico es una continuación de la educación, que le da la oportunidad al profesional de la medicina de resolver situaciones basado en sus conocimientos y habilidades cuando todavía encuentre la guía de sus maestros. Las escuelas de medicina están en su derecho de decidir cómo forman a los médicos, qué currículos, qué tiempo y qué prácticas imparten.

Las sociedades médicas siempre deben favorecer una formación óptima, integral, científica y humanista, y empoderarse en sus principios de cómo reconocerla.

El Estado está en su derecho de reconocer, o no, esa formación para garantizar la salud de sus pueblos.

En mi concepto y experiencia, como clínico –contrario a lo que algunos creen– el internado debe ser el último año –pregrado– de esa formación y estar bajo la responsabilidad vigilante y docente de la escuela de medicina respectiva. Otros años, hacer el internado en un trabajo hospitalario. Esto existe por variadas razones: para revalidar una formación, para iniciar una especialidad médica, para que se le reconozcan conocimientos y habilidades al nuevo galeno, o para llenar un vacío laboral o asistencial.

Seamos llanos, al Estado le interesa esta última razón con todos sus condimentos y contaminantes.

Hoy el vacío laboral o asistencial obliga a una discusión que se ha evadido desde hace años. Ninguna propuesta desde el Gobierno será válida, si no se provee con las facilidades humanas y las físicas de equipamiento e instrumentales para ejercer la función asistencial de forma cónsona con la dignidad de los pacientes.

No entiendo ni he entendido que se le exija un año de internado rotatorio al médico recién egresado de su escuela de medicina, y un año de “servicio rural”, también obligatorio, y que el Estado sea el único al que no se le obliga tener el dinero para las plazas, abandonadas por el propio Estado.

Tampoco he entendido la rigidez de las denominaciones, cuando el servicio debe garantizarse no solo en las áreas rurales, sino también en las urbanas. Solo la demagogia y la politiquería dan pie a remachar lo rural, el campo, la pobreza, la enfermedad, etc., etc.

Hay que unificar las exigencias de formación de esta profesión basados en lo que el país necesita y quiere para sí.

Corresponde a las facultades de medicina llegar a esos consensos y hacerlos cumplir. No es aceptable reconocer, como completa y suficiente, una formación que incluso en su duración es hasta de dos años o poco más o menos extensa. Menos aceptable es, si esa formación está dirigida a un solo tipo de práctica –no pocas veces harta de demagogia e ideologías superadas– que abandona lo humano, lo científico, lo integral y lo universal de la educación médica.

En la otra arista está el problema asistencial o social que obliga, aparentemente, solo al médico. Lo digo, y no entro en esta discusión, con solo mirar las condiciones de trabajo que se le ofrecen en las “sentidas”áreas rurales del país, y sin exclusión de no pocas urbanas.

Si se necesitan médicos para cumplir con la asistencia, consideremos no un año de servicio rural, sino dos o más. ¿Cómo puede hacerse? Con incentivos para el profesional joven. Una forma que he propuesto, años atrás, es que el “servicio rural” se le permita al médico especializado, actuando como especialista, no como un interno que rota por todos los servicios.

Esa forma de arreglo puede considerar más que un año, hasta dos y tres, y surtir de esas especialidades anémicas o prohibidas para ciertas regiones del país.

Entonces, la solución no está en disminuir el número de años de servicio o internado, como indiscriminadamente se le llama, sino en orientarlo hacia la satisfacción de un requisito nacional, para ejercer una profesión médica y cumplir con una asistencia higiénica que se le debe a todos los que habitan el territorio nacional, algo que debe regular el Estado.

Insisto en que las autoridades siguen confundiendo un requisito para ejercer la medicina en el país con una recertificación de conocimientos médicos. Pero esto es harina de otro costal.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Partido amistoso Venezuela estropea la vuelta de Messi con Argentina

Triunfo venezolano ante el siempre favorita selección argentina. Triunfo venezolano ante el siempre favorita selección argentina.
Triunfo venezolano ante el siempre favorita selección argentina. AFP

Venezuela ganó 3-1 a Argentina este viernes en partido amistoso disputado en Madrid, estropeando la vuelta de Leo Messi con el ...

Eliminatoria de la Eurocopa Portugal se estrella ante Ucrania en el regreso de Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo (Izq.) no pudo salvar en esta ocasión al cuadro portugués. Cristiano Ronaldo (Izq.) no pudo salvar en esta ocasión al cuadro portugués.
Cristiano Ronaldo (Izq.) no pudo salvar en esta ocasión al cuadro portugués. AP

Portugal, en el regreso de Cristiano Ronaldo a su selección tras el Mundial de Rusia 2018, solo pudo empatar como local en ...

EXRECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Juez Loaiza dicta sobreseimiento definitivo a favor de Gustavo García de Paredes

Gustavo García de Paredes. Gustavo García de Paredes.
Gustavo García de Paredes. Arcihvo

El juez Leslie Loiza, del Juzgado 15° de Circuito Penal de Panamá, dictó este 22 de marzo un sobreseimiento definitivo a favor ...