TRÁNSITO

¿Justicia o negocio?: Ana Carolina Guerra

Observamos a diario el alto grado de corrupción que existe en países como Venezuela y Cuba, especialmente en materia de seguridad pública y protección del Estado.

He escuchado a varias personas que comentan a mi alrededor, la diferencia que existe con nuestros sistemas en comparación a los arriba mencionados. Se aduce que tal corrupción no se ha infiltrado entre las autoridades encargadas del orden público. Sin embargo, la realidad es que muchos no se dan cuenta de que tal nivel de corrupción se adquiere poco a poco y con el transcurrir del tiempo, moviéndose de un escalón a otro y aumentando la problemática de manera sistemática.

¿No les parece extraño que de un tiempo para acá los policías de tránsito se preocupen, cada vez más, por los carros mal estacionados? Parece que caminar por todo el país firmando boletas y llamando a las grúas para que vayan a buscar los automóviles se ha convertido en un negocio.

No quiero pensar que los agentes obtienen un porcentaje del costo de cada grúa que acude a su llamado, ya que muchas veces tras ponerle la boleta respectiva al dueño del automóvil, y cuando este solicita moverlo personalmente, el policía de tránsito jamás accede. Sospecho que eso sucede porque su porcentaje del servicio de grúa quedaría eliminado.

El Estado tiene parte de la culpa, por no proporcionarnos estacionamientos públicos suficientes para mayor comodidad. Sin embargo, el ciudadano, aun ante esta carencia, debe ser consciente.

Un ejemplo que constata lo anterior es el caso que vivimos a diario en el Palacio Gil Ponce, que alberga la máxima corporación de justicia de nuestro país, en donde no se cuenta con las instalaciones ni los estacionamientos apropiados para acomodar los vehículos de la cantidad de usuarios que diariamente visitan esa entidad. Es irónico que un abogado entre a esta institución en búsqueda de justicia y que, en reiteradas ocasiones, las autoridades del orden público arremetan contra los juristas de la manera que ya comentamos.

Así como este hay muchos ejemplos por mencionar. Por eso les pregunto: ¿el accionar de estos policías es coacción, basada en justicia real, o un vil negocio que amenaza día a día a nuestra sociedad en general?

En vista de lo anterior, planteo que una solución simple e inicial a esta problemática sería establecer que el proceso de remoción de autos con grúas se utilice solo si el automóvil en cuestión interrumpe el libre tránsito de otros ciudadanos.

Reitero que la construcción de estacionamientos públicos en lugares estratégicos es estrictamente necesaria para proporcionar mayor comodidad y tranquilidad a todos los ciudadanos. Así, evitaríamos que la corrupción policiaca continúe escalando hacia las nubes, donde no podremos atacarla.

Se acercan las elecciones para un nuevo gobierno, por eso, espero que tengamos el placer de escuchar propuestas encaminadas a solucionar este problema que se ha convertido en tema común de discusión.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código