ESPERANZA

Lesión congénita: Mario Velásquez Chizmar

Un planeta con maravillosos y hermosos paisajes, con muchos e inmemorables momentos de alegría, pleno de gigantescas tareas y caros esfuerzos por enfrentar con éxito la existencia. Ahí radica la esencia de la grandeza humana, en medio de historias de extrema crueldad con espeluznantes matices. Después de Auschwitz, alguien sostuvo que era imposible volver a escribir poesía, pero reafirmando nuestra inagotable capacidad para mimetizarnos con el entorno, sobrevivimos. ¡La poesía también! ¿Se deberá a esa distancia que hemos fabricado entre cultura e ignorancia? Cuando la ilustración es decapitada, y el poder se sustenta en el oscurantismo, subyugando a las grandes mayorías a niveles inapropiados de educación, alimentación y salud, las tinieblas de exterminio se repetirán una y otra vez.

Medidas las necesarias obras, no pueden ocultar estas injustas y lapidarias desigualdades: las limitaciones y carencias entre personas creadas del mismo molde. Fachadas que crecen indolentes, ajenas de las masas afligidas por la pérdida de su calidad de vida, no merecen nuestro orgullo. Un futuro digno al conjunto de la población, conlleva más trabajo en el campo de las humanidades, de la decencia y del decoro social. Se trata del crecimiento enriquecedor e inmortal, del ingrediente humano de la economía, del contenido comunitario del desarrollo, de la sazón del banquete.

Es cuestión de darle prioridad al hombre sobre el asfalto; alertarlo para que nunca más tropiece con la misma piedra ni trague entero millonarios, alienantes y narcóticos mensajes políticos, preñados de hambre de votos y no de honestas intenciones por encontrar soluciones. La meta es contar con ciudadanos preparados, conscientes y con la suficiente formación para empujar colectivamente este barco. Pánico despierta un pueblo que aprende a distinguir entre actuaciones teatrales y acciones comprometidas, entre ficción y realidad en los tonos políticos y entre una telenovela y una tragedia griega como Finmeccanica. A identificar quién sirve al dinero y quiénes a la patria, quién miente y quiénes son honorables, quién merece nuestros votos y quiénes, siguiendo con el mismo juego, solo ambicionan su turno. Esos timadores profesionales nunca se inclinarán por mayores presupuestos para salud, agua potable 24 horas, educación liberadora, moderna y productivamente atinada, atención médica masiva, permanente y eficiente, vivienda digna y oxigenación del agro. Prefieren más puentes, más cemento. Un ser humano culto, capaz de reflexionar con altura y libertad, sin precarias condiciones de vida y la presión del hambre, es un peligro para la continuidad de los grandes negociados, esos que se han visto más en 4 años que en 40.

Inversión prioritaria en educación, salud y alimentación, cría un pueblo digno, crítico a las imperfecciones del presidencialismo, difícil de engatusar con jamones, dispuesto a participar, capaz de impedir un salario inferior al costo de la canasta básica para vivir decentemente; de limpiar la justicia; de promover salud igual para todos y atención médica completa. El verdadero triunfo electoral en 2014, lo tendrá quien demuestre habilidad para incluir al grueso del pueblo a las ventajas del siglo XXI y extirpar de raíz esta malformación social congénita.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código