ACTITUD COLECTIVA

Llevar a Panamá al siguiente nivel: Eustorgio Otero Castillo

Todos nos quejamos de los últimos 25 años de “democracia” –sobre todo durante el gobierno anterior (2009-2014)–, por los excesos de la corrupción galopante, de la degradación de la sociedad en todos sus aspectos (cultural, político, económico, social y en valores). Pero, ¿cuánto hacemos para mejorar? Veamos caso por caso:

1. Cultura: debemos enseñarle a los niños, a partir de los cinco años de edad, a tener gusto por los museos, las obras teatrales, los convivios en parques, los días de picnics, las convivencias familiares y con los amigos, e instruirlos en la historia del mundo y de nuestro país. Impulsar a que más empresarios desarrollen obras de teatros; a que los museos y los lugares históricos permanezcan abiertos hasta altas horas de la noche; organizar actividades culturales en el anfiteatro del Parque Omar y en la avenida de Los Mártires; shows culturales en los restaurantes para que los más pequeños participen; eventos musicales de jazz, bossa nova, merengue, salsa, tango, roots y rock al aire libre, sin alcohol, sin cigarros ni sustancias psicotrópicas.

Aprovechar la Ciudad del Saber para realizar actividades interculturales: “paseo por Tel Aviv” o “noche en el Líbano”, “conociendo las Pampas de la Argentina”, “conociendo Panamá”, por ejemplo, para exaltar la gastronomía, religión, agricultura y geografía de cada una de esas regiones.

2. Política: hay que mantener presente la historia de Panamá, los acuerdos internacionales, todos los aciertos y desaciertos de nuestros gobernantes. Enaltecer los debates ideológicos, expliquemos ¿por qué, cómo, cuándo y quién fundó nuestros partidos? Enseñemos la historia de cada uno, sus aciertos y desaciertos.

Provoquemos debates interpartidarios, inculquemos a los pequeños que la vida política es una obligación de cada ciudadano que pertenece a un Estado libre, como el nuestro; que no es solo para los empresarios, los millonarios ni los amigos de..., sino que es una responsabilidad abierta para cualquiera que tenga deseos de cambiar la sociedad, el Estado y la vida de sus conciudadanos, mediante su aporte para mejorar a Panamá.

3. Economía: soñemos y actuemos, los imperios económicos no están reservados para los hijos de las clases sociales altas. Ser empresario es tu decisión, es un estilo de vida. Ser empresarios es tener la capacidad de comercializar un bien o servicio por otro. Incentivemos con fervor a nuestros hijos a ser creativos, a innovar y emprender; enseñémosles a ser agentes de cambio y a que estudien para ser empresarios exitosos. Despertemos en nuestro relevo generacional la inquietud y las ganas de emprender, ya sea desde el alto ejecutivo de un banco, un vendedor de bollos, un raspadero, el dueño de una fonda, el miembro de la junta directiva de una gran corporación, un contratista, un transportista, un vendedor de legumbres, el dueño de una tienda o de una lavandería.

Desarrollemos talleres pagados por el Estado a través del Mides, Ampyme y Senacyt, en todo el país, con contenido, programas y seguimiento enfocados en los distritos más necesitados (San miguelito, Colón, La Chorrera, Panamá, David).

4. Sociedad: hagamos una labor de docencia sobre las enfermedades infectocontagiosas, cardiacas, la diabetes, la presión alta y los embarazos; sobre las consecuencias del abuso del alcohol, del tabaco, de las drogas, de tener sexo en la calle, de robar, asaltar, matar, violar, ser ladrón de cuello blanco y narcotraficante. Hagamos conciencia en la importancia de mantener un consumo moderado de energía y agua; en la importancia de la agricultura, la ganadería, la transformación de alimentos; compartamos con nuestros hijos la importancia del amor y, sobre todo, enseñemos antes que corregir.

5. Valores: prioricemos el respeto a la vida y a la propiedad privada. Advirtamos que la avaricia es un cáncer que nos carcome como sociedad, que la envidia solo engendra problemas, que la vanidad es un sentimiento terrible y que se debe respetar el espacio y tiempo de otros.

Si cada uno de nosotros pone en práctica alguna de estas recomendaciones, alzamos nuestras voces para que nos escuche el Presidente de la República y exigimos paz, pero aportamos en nuestros hogares con algo tan sencillo como no responder a los violentos con más violencia, podríamos construir un Panamá con un futuro brillante, robusto y generacionalmente sostenible en el tiempo.

Soñemos y actuemos. Comencemos, una y otra vez, y nunca nos demos por vencidos. ¡Viva Panamá!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código