Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

PATRIOTISMO

Lucha por la identidad: Bolívar Perigault Sánchez

Tuve el grato honor de participar en el foro: “Las gestas patrióticas y la identidad nacional”, que se realizó el pasado 23 de octubre en el auditorio de Gil Blas Tejeira de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Panamá.

En el mismo, los expositores, Eduardo Flores, Ana Elena Porras y Ricardo Ríos, abordaron con un alto nivel de pertinencia los temas: Las contribuciones de la Universidad de Panamá a las gestas patrióticas; el Instituto Nacional y sus aportes en las luchas por nuestra soberanía y la importancia de la valoración histórica para la conformación de nuestra identidad nacional. Felicito a la Asociación de Estudiantes de Comunicación por tan feliz iniciativa, misma que puso en evidencia los intentos de las políticas públicas del último lustro por intentar acallar y anular las voces juveniles en pro del rescate de nuestra identidad nacional.

Nuestro país no es un invento de cuatro años, muy por el contrario, es la sumatoria de todas las voces interétnicas que a lo largo de generaciones lucharon por heredarnos el Panamá en que hoy vivimos, libre de injerencias militares extranjeras y con una identidad propia, producto de esa lucha generacional por el rescate de la soberanía territorial, que tuvo su clímax el 9 de enero de 1964, cuando los estudiantes del siempre glorioso Instituto Nacional al de Panamá hicieron valer nuestros derechos en la franja canalera, al tiempo que granjearon para Panamá el respeto de la comunidad internacional.

El país que heredamos y en el cual vivimos es el resultado de dicha lucha y no podemos invalidar los esfuerzos de las gestas patrióticas que a lo largo de la época republicana realizaron esos heroicos conciudadanos que a través del túnel del tiempo nos invitan a investigar tales hechos históricos, mismos que identifican sucesos como el Incidente de la Tajada de Sandía, enfrentamientos, protestas, marchas estudiantiles y populares, acciones de repudio general en contra del intervencionismo norteamericano en Panamá, rechazo a los tratados lesivos a la soberanía, siembra de banderas, rompimiento de relaciones diplomáticas y tantos otros hechos que simbolizan una lucha generacional integral que nos condujo a la recuperación del Canal y con él, la dignidad e identidad nacional.

En materia educativa, el Gobierno improvisa con personal neófito en dicha especialidad, autoridades carentes de visión histórica y, por ende, tales carencias les impiden ver con claridad la importancia que tiene para los discentes el conocimiento fiel de la historia. No se trata de vivir en el pasado. De lo que se trata es de comprender y asimilar que si no sabemos de dónde venimos y hacia dónde vamos, corremos el riesgo de llegar sin saber a dónde, y no saber cuándo llegamos porque desconocemos la meta.

Quizás es por ello que el Ministerio de Educación esté empecinado en acallar las voces institutoras, sobre todo en momentos en que nos abocamos a celebrar 50 años de la gesta heroica del 9 de enero de 1964. La eliminación de la cátedra de relaciones entre Panamá y Estados Unidos, disfrazada con otros ejes curriculares; los intentos por no abordar científicamente los sucesos históricos que, en sumatoria, consolidan nuestra nacionalidad y el irrespeto que ha sufrido la educación panameña durante los últimos años, que la ha privado de la verdadera misión y visión que debe tener un buen Ministerio de Educación, que en vez de administrar, orientar y dar ejemplo de sensatez a los discentes a nivel nacional, se toma las liviandades propias de la barbarie y la intolerancia, invadiendo militarmente, cuál hordas salvajes, un centro educativo. ¿Cuál será la agenda oculta de los anti pensadores de esta nefasta acción? ¿Pensarán que acallando las voces juveniles institutoras o de cualquier colegio lograrán borrar la identidad del país? ¿Puede un pueblo vivir sin historia, sin su pasado de luchas y sin aspiraciones?

Me quedo con el enfoque de Jorge Zúñiga Sánchez cuando expresó que el glorioso Instituto Nacional no nació para complacer gobernantes ni partidos políticos, ni para ciudadanos serviles a los poderosos.

Por el contrario, en todo momento sus profesores han sido consecuentes formando jóvenes con una profunda conciencia patriótica, y con un marcado sentido social. Es por ello que el Instituto Nacional no gradúa bachilleres, sino ciudadanos comprometidos con el bienestar de la Patria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código