GOBIERNO

Martinelli y el poder del populismo: Ramsés Pardo

El populismo, como mecanismo para adoctrinar y lograr adeptos en las masas, ha sido utilizado de gran manera, y con gran eficacia diría yo, por todos los gobiernos panameños, independientemente de la corriente ideológica. Partiendo desde el gran estallido populista producido por Omar Torrijos y su infatigable búsqueda por la justicia social.

Históricamente, la clase popular y obrera –sindicada mas no de izquierda– ha estado vinculada con el “torrijismo” y su práctica social, que encuentra su germen en el “populismo torrijista”.

La batuta del populismo pasa de un gobierno a otro, unos menos notables que otros. Desde la supuesta restauración de la democracia en Panamá, no ha existido un fenómeno político tan polémico como el que representa Ricardo Martinelli, el rey de la batuta populista. Un mercader que desafió, al igual que Torrijos, los poderes políticos y económicos que le impidieran la estabilidad en el poder.

Martinelli surge como un carismático líder que reconoce la mala redistribución económica, el activismo longevo de algunos líderes políticos, la corrupción penetrante y, sobre todo, la crisis económica y social que padece el pueblo panameño.

A pesar de la notable corrupción en el gobierno, la nueva configuración de proselitismo político, las crisis sociales como el alto costo de la canasta básica y la mala calidad del transporte público, la legislación inconsulta que ha costado varias vidas, la concentración de poder y el intervencionismo en los órganos, así como en los poderes mediáticos y el sobrecosto en los contratos, entre otros, no han podido con el populismo sistematizado de Martinelli y de sus grandes estrategas.

Martinelli posee el crédito de desmantelar una clase política enamorada del poder, antigua corrupta que no representaba los intereses del pueblo y, precisamente, este último elemento él sí lo representó. Hoy surge una supuesta unidad nacional en pro de la democracia, sus dirigentes son los vencidos por la cúpula CD, adversarios históricos unidos para recuperar el poder estatal. Se articulan, a la vez, nuevos dirigentes políticos que logran posicionarse económicamente, a través de sus cargos públicos, en las clases dominantes, cumpliendo así un rol histórico como movimiento político que logra la toma del poder.

El pueblo ha sido inyectado de ayuda social, y un pueblo sin identidad nacional y sin convicciones ideológicas será siempre el apto para un populismo derrochador. Tenemos a una gran porción del pueblo agradecida, y a otra enfurecida y con desagrado por las obras del Presidente. ¿Será un interés real en hacer justicia o una evidente molestia por no controlar las arcas? Es una incógnita permanente, lo que sí es real es que tenemos un gobierno que no conoce los límites de poder, sabe cómo adquirir adeptos en las masas y desafiar a los adversarios políticos, sin importar el costo.

Este ha sido un quinquenio que ha construido un nuevo populismo, cimentado en la amoralidad y la antiética en la política.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código